4 de junio de 2016 00:00

Estar ‘fit’ bajo régimen militar

Durante una clase de Boot Camps: ejercicios para fortalecer brazos, pecho y abdomen.

Durante una clase de Boot Camps: ejercicios para fortalecer brazos, pecho y abdomen. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Paola Gavilanes

En la mayoría de disciplinas deportivas -bailoterapia, TRX, crossfit-, el ‘coach’ vigila que la persona ejecute cada movimiento con la técnica adecuada, para evitar lesiones.Ese asesoramiento es importante, pero insuficiente cuando se trata de cumplir objetivos a corto plazo: reducir medidas, tonificar músculos, ganar resistencia física.

Para perder unos kilos de más de manera rápida, se requiere que alguien ponga presión. Eso, precisamente, ofrece el Boot Camp, un sistema de acondicionamiento físico integral basado en rutinas diseñadas para militares y que cuenta con un entrenador capacitado para exigir el cumplimiento de tiempos, impartir disciplina y motivar a los participantes. La clase dura 50 minutos. Antes, los alumnos calientan músculos y articulaciones.

Los ejercicios adaptados para personas civiles se diseñaron en Estados Unidos y ahora se practican en países como Argentina, Chile, Uruguay y Colombia. Ecuador también se ha unido a esta ola de acondicionamiento físico que promete resultados inmediatos a personas que requieren mejorar su condición física en ­cortos períodos.

El Boot Camp está compuesto por varias rutinas de ejercicios, las cuales deben cumplirse según ritmos y tiempos establecidos. En una clase participa un determinado número de personas, dependiendo del área del centro de acondicionamiento. En las clases, hombres y mujeres comparten espacios para que exista una competencia sana entre todos los participantes.

Los ejercicios de ese programa están dirigidos a aquellas personas en perfecto estado de salud, que quieren reducir medidas y ganar resistencia física. Personas con problemas cardíacos o con dolencias musculares necesitan la autorización del médico. ¿La razón? Las rutinas contemplan ejercicios de alta intensidad.

En países como España y Reino Unido, este programa de ejercicios está generando una ola de adeptos que, incluso, se retiran a zonas campestres donde pueden experimentar ejercicios militares de alta intensidad. Aquí, los entrenadores someten a sus clientes a pruebas a campo traviesa en montañas, por ejemplo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)