12 de junio de 2014 17:58

La fiesta del Mundial se vivió en el hospicio Hogar del Corazón de Jesús

Los adultos mayores del hospicio Hogar del Corazón de Jesús, de Guayaquil, vistieron camisetas de Ecuador y Brasil para ver el partido inaugural del Mundial 2014. Foto: Cortesía de Junta de Beneficencia de Guayaquil

Los adultos mayores del hospicio Hogar del Corazón de Jesús, de Guayaquil, vistieron camisetas de Ecuador y Brasil para ver el partido inaugural del Mundial 2014. Foto: Cortesía de Junta de Beneficencia de Guayaquil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

El balón corrió por los pasillos del hospicio Hogar del Corazón de Jesús. La mañana de este jueves 12 de junio, la fiesta mundialista saltó las fronteras del estadio de Sao Paulo, donde fue la inauguración del Mundial Brasil 2014, y contagió a los adultos mayores de este centro dirigido por la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

Mientras dure el Mundial se ha destinado un salón futbolero para que los residentes puedan disfrutar y ver todos los partidos en una pantalla de 70 pulgadas, en un ambiente que los haga vivir la emoción de ver a sus equipos correr tras el balón.

Con este tipo de actividades, los adultos mayores del Hogar del Corazón de Jesús experimentan momentos de inclusión, esparcimiento y socialización, como indicaron en un boletín los directivos del hospicio.

En el Hogar del Corazón de Jesús, de Guayaquil, se organizó un concurso de penales y una trivia mundialista. Foto: Cortesía de la Junta de Beneficencia de Guayaquil

En el Hogar del Corazón de Jesús, de Guayaquil, se organizó un concurso de penales y una trivia mundialista. Foto: Cortesía de la Junta de Beneficencia de Guayaquil

Para el festejo de la inauguración vistieron la camiseta de la selección ecuatoriana y la brasileña. También fueron visitados por algunas garotas, levantaron réplicas de la copa dorada, participaron en un concurso de penales, en una trivia mundialista, dieron sus pronósticos y se tomaron fotos con Fuleco, el armadillo azul-amarillo, la mascota mundialista.

Carlos Campodónico no dudó al cobrar su penal. Con seguridad metió la pelota en el fondo de las redes de un pequeño arco colocado afuera de una de las salas. “Estamos felices porque vamos a poder ver todos los partidos del mundial y este domingo (15 de junio) compartiremos el partido de Ecuador”, dijo mientras sus compañeros celebraron el golazo que marcó.

A la tarde la fiesta se extendió luego con el triunfo de Brasil sobre Croacia, en el partido inaugural de la Copa del Mundo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)