25 de agosto de 2015 17:22

La Feupe pide un reglamento para regular las matrículas universitarias

Según los dirigentes, los incrementos han ocasionado que universitarios abandonen sus estudios. Foto: María Isabel Valarezo/ ELCOMERCIO

Según los dirigentes, los incrementos han ocasionado que universitarios abandonen sus estudios. Foto: María Isabel Valarezo/ ELCOMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 20
Fernando Medina
Redactor (I)

Desde las instalaciones de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), la Federación de estudiantes de universidades particulares del Ecuador (Feupe) exigió la tarde de este martes 25 de agosto que el Consejo de Educación Superior (CES) apruebe el reglamento de aranceles, matrículas y derechos para las universidades privadas.

Erik Mozo, presidente de la Feupe, señaló en rueda de prensa que "el reglamento es la única forma de evitar que las universidades incrementen excesivamente los costos de la educación". Según Mozo, los alumnos de centros universitarios particulares ya han sido afectados por los incrementos en los costos de pensiones. De hecho, la mañana de este lunes, estudiantes de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) se pronunciaron por el alza de los valores.

Alejando Montúfar, presidente de la Federación de Estudiantes de la PUCE, aseguró que los valores se han incrementado considerablemente. Sin embargo, no responsabilizó a la Universidad Católica, sino al CES, ya que –señaló- debido a las evaluaciones a las instituciones de nivel superior las universidades empezaron a adquirir cierto requerimientos para poder ascender de categoría; por ejemplo, la contratación de profesionales con títulos de quinto nivel.

Para Montúfar, el costo para cubrir los salarios de esos docentes es muy elevado. Algo similar ocurre con la inversión de las universidades en la infraestructura para esos catedráticos: oficinas y laboratorios. "Estos costos al final los terminamos cubriendo los estudiantes y no es justo, el CES debe analizar la realidad de las universidades del país", añade.

Con él concuerda Thalía Calle, presidenta de los estudiantes de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE). Ella señala que las universidades deben crear programas de autogestión para financiar esa inversión y evitar que los estudiantes cubran esos montos.

Según los dirigentes, los incrementos han ocasionado que universitarios abandonen sus estudios. La Feupe realizó unas encuestas en la PUCE. Allí se determinó que este semestre cerca del 60% de los estudiantes tuvieron que recurrir a créditos para continuar con su pénsum, mientras que un 10% abandonó esa institución para recurrir a la educación pública.

Para el rector de la PUCE, Manuel Corrales, la autonomía responsable es propiedad consustancial de la Universidad. Eso lo reconoce la actual Ley Orgánica de Educación Superior (LOES). Sin embargo, Corrales dice que hay que diferenciar los aranceles y la "pensión diferenciada". Según la LOES, los aranceles se han de establecer de acuerdo con un reglamento que aún no aprueba el CES. "La PUCE, en términos generales, establece los aranceles teniendo en cuenta el índice inflacionario del país". En cambio, en la pensión diferenciada, que según Corrales es la causa de la molestia de los estudiantes, "la LOES no manda nada, por lo cual la PUCE tiene establecida la pensión desde hace más de treinta años".

De hecho, el artículo 89 de la Ley se refiere que las “universidades de régimen particular tienen facultad para determinar, a través de su máximo órgano colegiado académico superior, los aranceles por costos de carrera, de acuerdo con su normativa interna". También hace referencia a que las instituciones establecerán los aranceles ajustándose a los parámetros que establece el CES y deberán tomar en cuenta "el nivel y la calidad de la enseñanza, el pago adecuado de los docentes, costos de investigación y extensión, costo de los servicios educativos, desarrollo de la infraestructura y otras inversiones de tipo académico".

Otro de los reclamos que realizaron los universitarios fue la reducción del aporte del Estado. Según el representante de los estudiantes de la Católica, su universidad antes recibía cerca de USD 12 millones anuales para los 9 000 estudiantes. Hoy ese aporte es de aproximadamente USD 5 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)