19 de junio de 2015 21:19

Los sabores extremos se juntan en Mesabe

El festival de comida tradicional trajo a Quito los platos representativos de la cocina nacional. En la imagen: Scaritas desde Azogues de la hueca Cuchilandia. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El festival de comida tradicional trajo a Quito los platos representativos de la cocina nacional. En la imagen: Cascaritas desde Azogues de la hueca Cuchilandia. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Ana Belén Veintimilla
(F -Contenido intercultural)
Redactora

Mesabe cumple este 20 de junio su tercer día de festival. El evento -que culmina mañana- ofrece platillos típicos del Ecuador. Banderas, cebiches, cazuelas, hornado y cuy están en la vitrina de los productos más apetecidos.

Pero hay algunos platillos que han viajado mucho para estar aquí, otros se han convertido en piezas claves para una gastronomía fusión, mientras que algunos se mantienen fieles a la tradición. Cada uno representa los extremos del Mesabe.

Uno de los platillos más laboriosos en presentarse son las Cascaritas, de la hueca Cuchilandia, en Azogues, Cañar.  Patricia Jaramillo, chef capacitadora de las huecas, cuenta que se elabora con varios procesos de quema y requiere de un espacio físico adecuado para extender al chancho y rociarlo con calor. El chancho está parado en una especie de banco y “tiene unas pocas horas para salir crujiente”, dice Jaramillo. El proceso de quema con soplete deja al cerdo negro. Ahí se procede al raspado, labor que requiere de paciencia y dedicación para cuidar la piel.

Una de las preparaciones que más han viajado para llegar al festival es el tamal lojano. Esta preparación de La Casa del Tamal atravesó 650 km para llegar. La oferta en el Mesabe es del original con relleno de cerdo y de pollo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)