29 de enero de 2015 13:10

El Festival del cómic de Angulema, bajo el signo de Charlie Hebdo

Asistentes del Festival del cómic de Angulema, uno de los más prestigiosos del mundo, que en esta edición rinde un homenaje al semanario Charlie Hebdo. Foto: AFP

Asistentes del Festival del cómic de Angulema, uno de los más prestigiosos del mundo, que en esta edición rinde un homenaje al semanario Charlie Hebdo. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

El Festival del cómic de Angulema, uno de los más prestigiosos del mundo, se abrió hoy jueves 29 de enero en Francia bajo rigurosa vigilancia, tres semanas después del atentado contra el semanario Charlie Hebdo, al que el mundo de la historieta va a rendir numerosos homenajes.

Las medidas de seguridad para esta 42° edición del festival, que recibió el año pasado más de 200 000 visitantes, fueron reforzadas, en particular en el lugar que acoge a la dibujante Catherine Meurisse, sobreviviente del atentado yihadista contra Charlie Hebdo, que el 7 de enero causó 12 muertos, entre ellos cinco caricaturistas.

Como cada año, Angulema organiza exposiciones y encuentros con dibujantes de todo el planeta, y se transforma en una inmensa librería consagrada al cómic mundial.

Pero paralelamente se organizarán numerosos actos de homenaje a los dibujantes asesinados -Cabu, Wolinski, Charb, Tignous, Honoré- varios de los cuales, como Wolinski, que no faltaba a una sola edición del festival, eran los padres espirituales de toda una generación de dibujantes franceses.

“Prácticamente fue necesario construir un segundo festival, al mismo tiempo que se seguía organizando el primero. Con una doble preocupación: no ser tachados de oportunistas y al mismo tiempo responder a las expectativas legítimas del público”, indicó Franck Bondoux, delegado general del festival, citado por el diario Le Parisien.

Lejos de toda solemnidad, Angulema quiere mantener el espíritu de Charlie Hebdo, que desde su creación en 1970 se ha burlado de los poderosos y de las religiones: “Mostrar lo que es Charlie con todo su humor negro, y hacer reflexionar”, agregó Bondoux.

Un Gran Premio especial será atribuido el jueves por la noche a Charlie Hebdo, al mismo tiempo que se anuncia el Gran Premio de Angulema. El fin de semana, un nuevo “Premio Charlie de la libertad de expresión” será otorgado en su primera edición a los dibujantes asesinados. En el futuro, estará destinado a laurear a autores que se baten por la libertad de expresión.

Un álbum virtual y una exposición

Una gran exposición está dedicada al semanario satírico, desde sus inicios hasta el número “de los sobrevivientes”, publicado una semana después del atentado y que tuvo una tirada récord de 7 millones de ejemplares.

La alcaldía de Angulema fue decorada con una gran banderola en memoria de las víctimas de Charlie Hebdo y en las calles de la ciudad fueron colgados carteles que reproducen cuarenta de sus portadas, representativas de la historia del periódico.

A iniciativa del Festival se realizó asimismo un álbum virtual “jesuischarlieúbdangouleme.com”, con más de mil contribuciones de dibujantes franceses y extranjeros. Otro álbum multieditoriales, realizado por 173 autores y titulado “La BD est Charlie” (El cómic es Charlie), aparecerá el 5 de febrero.

El diario de izquierda Libération, que albergó en su redacción a los supervivientes del atentado para que pudiera realizar el número que apareció la semana siguiente, publicó el jueves un número especial ilustrado por caricaturistas y titulado “Charlie, où est la relève?” (Charlie ¿dónde está el relevo?).

Esta noche, el jurado otorgará el Gran Premio de Angulema a uno de los tres finalistas: el autor de mangas Katsuhiro Otomo, el guionistra británico de cómics Alan Moore, y el dibujante y escritor belga Hermann Huppen, alias Hermann.

Si Otomo fuera el elegido, sería la primera vez que un autor de mangas gana este prestigioso premio.

Los otros nueve galardones de Angulema serán anunciados el domingo. Aspiran a ellos 62 álbumes, entre ellos 35 en la selección oficial.

Entre las obras seleccionadas se encuentra “He visto ballenas”, del español Javier de Isusi, una novela gráfica que reflexiona sobre la violencia de las últimas décadas en el País Vasco de grupos armados como la organización separatista ETA.

La trayectoria de un campesino mexicano desde su nacimiento en 1900 hasta 2000 también estará presente en la selección oficial de la mano del cómic “Julio” del dibujante norteamericano Gilbert Hernández.

Los españoles Antonio Altarriba y Keko, quienes se alzaron en diciembre con el Gran Premio de la Crítica 2015 de los periodistas y críticos de cómic franceses, por

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)