30 de diciembre de 2015 18:25

'Desear Feliz Año tiene un efecto rebote': Nelson Salazar

Nelson Salazar es parapsicólogo con estudios en medicina ancestral andina. Foto: Facebook, cuenta: Nelson Salazar

Nelson Salazar es parapsicólogo con estudios en medicina ancestral andina. Foto: Facebook, cuenta: Nelson Salazar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 9
Mariela Rosero

En estos días es común recibir o desear: “Feliz Año” a familiares y amigos. Pero también al taxista, al guardia del edificio en donde se ingresa para hacer un trámite, al cajero que le cobra por una compra… ¿Qué efecto tienen esos deseos? Nelson Salazar, con estudios de parapsicología, energía y medicina ancestral andina, habló sobre las energías de esta temporada.

¿Qué efecto tiene ese deseo de Feliz 2016?

El efecto es grande, la palabra tiene poder y se convierte en un decreto, puede mandar la mejor de las bendiciones a quien se lo desee. No tiene repercusión si es una frase común y corriente que una persona solo repite por la época. Pero si lo hace de corazón, cuando su alma llena de energía desea algo bueno para alguien, eso funcionará; además hay un efecto rebote. Habrá una buena energía para quien la envía así nadie le desee un Feliz Año.


También es común que en esta temporada, haya quienes se depriman y se sientan solos. ¿Qué recomienda?

Sí, son épocas en las que se extraña a los seres con quienes se quisiera compartir. Así que si se está distanciado de alguien hay que arreglar las cosas. Uno tiene boca para ejecutar, decir ‘estemos bien, discúlpame’ y si el otro lado no acepta, la papita caliente pasó a su cancha. La parte que habló puede sentirse aliviada. Además no hay por qué ponerse sentimentales en diciembre y no en marzo, octubre o agosto. El momento para arreglar las cosas es cualquier momento no el fin de año.

En el último día de cada año, la gente habla de lo que desea tener en el nuevo año. Desea encontrar el amor, quiere prosperidad… Así que come uvas, usa ropa interior roja, se hace baños de hierbas dulces… ¿Eso funciona?

Eso es bueno, son cosas que uno quiere y desea. Está bien decir quiero encontrar el amor, pero también hay que reflexionar sobre cuál será mi cambio de actitud. El ser humano proyecta lo que es y piensa y no es cuestión de yo quiero esto, pero no me muevo, no me expongo. ‘La mercadería que no se exhibe no se vende’, hay que ser coqueto, buscar, salir, si se quiere amor. El ser coqueto es decir mírame aquí estoy, yo existo. Con el cambio de actitud se deja de miedos y represiones.

¿Y si pese al cambio de actitud no se consigue lo que se desea?

Que no llegue la frustración. El etéreo tiene destinado para cada persona lo que le debe pasar: ganar una rifa, lotería, un choque, un robo, lo que le debe pasar en el momento exacto, ni un minuto adelante o atrás.

¿Sirve quemar lo malo?

Claro que sí, es una tradición nuestra y la llama o el fuego es el término de algo. Lo que cae en las llamas se destruye. Unos quemarán el fútbol, otros las deudas, las situaciones sentimentales… Es parte de una terapia de ‘psico magia’ pero debe ir acompañado de intención en cada persona. Si yo digo que este año quemo tal cosa, pero en el 2016, la sigo recordando, ¿qué pasa con la voluntad? Todo debe ir acompañado de buena vibra, voluntad de una forma positiva de ser y para que caminen y funcionen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)