18 de enero de 2018 17:46

Este 19 de enero del 2018 se dictará sentencia en el caso del pitbull atacado con un machete por su dueño en Quito

El perro estuvo dos semanas internado en una clínica veterinaria donde recibió cuidados para curar sus heridas. Foto: Gabriela Castellanos / Archivo.

El perro estuvo dos semanas internado en una clínica veterinaria donde recibió cuidados para curar sus heridas. Foto: Gabriela Castellanos / Archivo.

valore
Descrición
Indignado 9
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Gabriela Castellanos
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Seis meses después de que Bruno fue atacado 14 veces con un machete, sus rescatistas esperan justicia, que podría llegar el viernes 19 de enero de 2018. Para esta fecha está prevista la audiencia final en la que se dictará la sentencia en contra del dueño del pitbull. La sesión está programada para las 08:30 en el Complejo Judicial de Calderón.

El perro fue rescatado en el sector de Llano Chico el viernes 9 de junio de 2017. Las imágenes del animal herido circularon por redes sociales. Entonces varios rescatistas se unieron para auxiliarlo. En ese entonces se conoció que su propietario, un hombre de la tercera edad, había sido el agresor, según Carlos Vásconez, acusador particular y uno de los rescatistas.

“Mi objetivo es crear conciencia social. Este caso es emblemático y puede marcar un referente para el futuro”, recalcó. “La mayoría de gente, por miedo o por falta de tiempo, deja impunes estos casos de maltrato. Si queremos cambiar la sociedad tenemos que pelear y ganar estos casos”, añadió.

Bruno fue tratado de emergencia en la Clínica Veterinaria Brasil. “Son heridas profundas que se tuvo que suturar, bastante infección por el tiempo transcurrido hasta que le lograron rescatar y se procedió a limpiar, suturar y curar”, explicó Juan Carlos Molina, el médico veterinario que lo atendió.

Con respecto al desenlace del caso, el movimiento animalista se muestra optimista. Esperan que luego del largo proceso se sancione conforme lo indica la ley. Según el artículo 249 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), la persona que “por acción u omisión cause daño, produzca lesiones, deterioro a la integridad física de una mascota o animal de compañía, será sancionada con pena de cincuenta a cien horas de servicio comunitario”.

Si la agresión provocaba la muerte de Bruno, el agresor hubiese recibido una condena tres a siete días de privación de libertad. Afortunadamente se salvó, pero todavía lucha por recuperarse, cuenta Vásconez.

El perro se encuentra en un centro de rehabilitación. Aunque sus heridas físicas ya sanaron, Bruno se convirtió en un perro temeroso que no está en condiciones de ser adoptado aún. Este proceso tomará más tiempo pero el personal que trabaja con él considera que eventualmente lograrán devolverle la seguridad y la confianza para que sea parte de una familia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (32)
No (7)