19 de febrero de 2017 00:00

En febrero se recuerda el cuidado a las ballenas

La ballena ­jorobada es un animal que salta con fuerza sobre la superficie  marina. Foto: AFP

La ballena ­jorobada es un animal que salta con fuerza sobre la superficie marina. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Tendencias

Las organizaciones ecologistas designaron un espacio en la agenda para concienciar a la población sobre la situación de las ballenas. Febrero es el período escogido para conocer, recordar y cuidar a este mamífero acuático.

Las ballenas se encuentran en la parte superior de la cadena alimenticia y tienen un papel importante en la salud general del medio marino. Seis especies están clasificadas en peligro, incluso después de décadas de protección.

Estos mamíferos tienen varias singularidades que los hacen únicos, desde que son los mamíferos más grandes del mundo, que viven entre 70 y 150 años, que emiten sonidos singulares para comunicarse hasta que tienen una cría cada dos a seis años, entre otras.

No se puede determinar la población mundial de este mamífero acuático, el más grande del mundo, pero se han contabilizado 30 especies, según datos de la Administración Nacional de Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.

Una de las soluciones para que esta especie no desaparezca, aparte de la erradicación de la caza, es la no contaminación de los océanos y la creación de santuarios o zonas protegidas. Organizaciones como Greenpeace, World Wilde Fund (WWF), National Geographic, entre otras, trabajan para la conservación de estos grandes mamíferos.

A estas se suma la Comisión Ballenera Internacional (CBI), organismo que establece los límites de captura para la caza con el fin de subsistencia comercial y aborigen. Debido a la pesca sin control y a la baja poblacional de estos cetáceos, en 1982 se puso fin a la caza comercial; la CBI solo permite la captura con fines científicos.

La Comisión está conformada por 89 países miembros. Dentro de estas naciones existen dos posturas: los que buscan proteger y conservar a los cetáceos y los otros, que promueven la caza controlada para uso comercial, como son Noruega, Islandia y Japón.

Los tres países se amparan en objeciones a la moratoria (Noruega) o en programas de caza científica (Japón e Islandia) según la WWF.

Existen otras amenazas patentes para estos mamíferos: la contaminación, la destrucción de su hábitat y, además, el cambio climático.

Algunos científicos investigaron la evolución de estos cetáceos y deducen que no siempre fueron animales marinos. La ciencia demostró que descienden de un animal terrestre con cuatro extremidades.

Las pruebas más recientes demuestran que evolucionaron a partir de miembros del orden artiodáctilos, el mismo que incluye vacas, antílopes, ciervos, cerdos e hipopótas.mo

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)