20 de junio de 2016 10:35

Un fármaco podría prevenir el cáncer de mama para mujeres con el gen BRCA1

muchas mujeres con el gen de mutación BRCA1 deciden extraerse quirúrgicamente el tejido mamario y los ovarios para reducir las posibilidades de desarrollar esta patología.

Muchas mujeres con el gen de mutación BRCA1 deciden extraerse quirúrgicamente el tejido mamario y los ovarios para reducir las posibilidades de desarrollar esta patología. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia EFE

Investigadores australianos han descubierto que un medicamento que ya existía podría prevenir el riesgo de cáncer de mama en mujeres con el gen defectuoso BRCA1 y así proponer un alternativa a la cirugía para aquellas que tienen un alto riesgo de padecer la enfermedad.

Los resultados de este trabajo se publican en la revista científica Nature Medicine, en un artículo que firma el Instituto Walter and Eliza Hall. La gente que tiene este gen dispone de un alto riesgo de desarrollar un cáncer de mama agresivo, según los expertos.

Es más, en la actualidad muchas mujeres con el gen de mutación BRCA1 deciden extraerse quirúrgicamente el tejido mamario y los ovarios para reducir las posibilidades de desarrollar esta patología.

Mediante la localización de células que causan el cáncer de mama en mujeres que han heredado el gen defectuoso, los científicos han identificado que el fármaco Denosumab podría prevenir su desarrollo.

De ser confirmados los estudios clínicos, esto daría una opción alternativa a la cirugía para las mujeres con alto riesgo de sufrir este tipo de tumor. "Estamos entusiasmados de haber descubierto que esas células premalignas podrían ser identificadas por una proteína marcadora llamada RANK", dijo la científica Emma Nolan, del departamento de Biología Médica en la Universidad de Melburne, en Australia.

Los grupos de investigación muestran que la inhibición de RANK bloquea el crecimiento de las células en el tejido mamario de mujeres con el gen defectuoso BRCA1 y reduce el riesgo de desarrollo de cáncer de mama en modelos de laboratorio.

Por su parte, el profesor Geoff Lindeman, oncólogo del Hospital Royal Melbourne, apuntó que se trata de un descubrimiento innovador, pues los inhibidores que señalan el RANK ya estaban en uso clínico pero se desconocía su utilidad para este fin.

El inhibidor Denosumab, puntualizó, "ya se está empleando en la clínica para tratar osteoporosis y cáncer de mama, que ya se ha extendido al hueso". "Creemos que esta estrategia podría retrasar y prevenir el cáncer de mama en mujeres con una mutación genética heredada en el BRCA1", argumentó Lindeman, y añadió que ya está en marcha un estudio clínico.

El profesor señaló que este es un "descubrimiento muy importante", pues de momento la única solución que tenían las pacientes era "extraerse quirúrgicamente el tejido mamario y/o los ovarios, lo que puede tener impactos muy serios en la vida de las personas", concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)