14 de abril de 2016 17:34

Señalan que un fármaco antes descartado es eficaz contra malaria

Científicos descubrieron que un fármaco anteriormente descartado sí es eficaz contra la malaria porque, a pesar de que ciertos mosquitos generan resistencia a los medicamentos, sus crías no heredan esa inmunidad. Foto: Pixabay

Científicos descubrieron que un fármaco anteriormente descartado sí es eficaz contra la malaria porque, a pesar de que ciertos mosquitos generan resistencia a los medicamentos, sus crías no heredan esa inmunidad. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Un grupo internacional de científicos revelaron que un fármaco contra la malaria antes descartado puede ser eficaz para luchar contra la enfermedad, según un nuevo estudio que publicó el 14 de abril la revista especializada Science.

A pesar de que algunos mosquitos transmisores de la malaria desarrollan resistencia a los medicamentos contra la enfermedad, las crías de esos parásitos no heredan la inmunidad adquirida por sus progenitores, de acuerdo con el estudio.

Este nuevo hallazgo, liderado por la Universidad de Melburne (Australia), abre una nueva esperanza para combatir la malaria, que en 2015 se cobró 438 000 vidas, el 90 % de las cuales fueron en África, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La investigación se centró en la resistencia que algunos mosquitos han desarrollado a un fármaco llamado atovaquona, que se introdujo en el año 2000, pero que se dejó de recetar debido a la recaída de muchos pacientes.

De acuerdo con la muestra tomada por los científicos, de 44 intentos de transmisión de la enfermedad, que incluyeron 750 picaduras de mosquito, la inmunidad al fármaco fue heredada en una solo ocasión de mosquito a mosquito.

El estudio se llevó a cabo en ratones y humanos, y en ambos se obtuvieron los mismos resultados.

El hecho de que se pueda continuar con la administración de atovaquona es una buena noticia, ya que el fármaco es apto para niños y mujeres embarazadas.

El equipo de investigadores también incluyó científicos de Indonesia (Universidad de Hasanuddin e Instituto Eijkman) y Japón (Universidades de Jichi, Nagasaki y Tokio), así como de la Universidad Johns Hopkins en EEUU.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)