3 de diciembre de 2014 15:46

Los fanáticos afrontan peripecias para ver a su ídolo Sting

Hasta las 15:00 aproximadamente 3 500 personas se encontraban haciendo fila para ingresar al Parque Bicentenario, en donde se presentará Sting. Foto: Jenny Navarro/ EL COMERCIO

Hasta las 15:00 aproximadamente 3 500 personas se encontraban haciendo fila para ingresar al Parque Bicentenario, en donde se presentará Sting. Foto: Jenny Navarro/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 2
Contento 7
Evelyn Jácome. Redactora

Pasaron la noche en las afueras del Parque Bicentenario para ver de cerca a Sting. Un grupo de ocho amigos fueron los primeros en llegar a la fila, en la entrada principal de la avenida Amazonas.

Carlos Artieda, Esteban Cisneros y Jose Luis Cisneros cuentan que crecieron escuchando The Police y cuando se enteraron que vendrían por Fiestas de Quito se comprometieron a hacer lo que fuese necesario para estar en primera fila.

Carlos, de 34 años, cuenta que se dividieron en tres grupos e hicieron turnos desde las 22:00 de ayer (2 de diciembre de 2014). Uno hasta las 03:00, otro hasta las 06:00, y otro en adelante.

Consiguieron su objetivo. De un total aproximado de 3 500 fanáticos que se encontraban haciendo fila hasta las 15:00 ellos eran los primeros.

Unas 500 personas mas atrás se encontraba Rita Altamirano, ibarreña de 36 años. Cuenta que no le dieron permiso en el trabajo para poder venir a Quito a las 07:00, así que faltó. "Yo amo a Sting", repite insistentemente mientras una de sus amigas que vive en la capital (quien retiró los pases), reía y aseguraba que Rita se vuelve loca por la agrupación.

Buena parte se los asistentes son adultos jóvenes. Algunos prefirieron no ser entrevistados ni fotografiados porque se 'escaparon' del trabajo antes de tiempo para poder tener un buen lugar en el concierto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)