26 de octubre de 2014 12:20

El expreso de Topa pasó por Quito

Topa se presentó en el Ágora de la Casa de la Cultura. Foto.  Jenny Navarro / El Comercio /

Topa se presentó en el Ágora de la Casa de la Cultura. Foto. Jenny Navarro / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 14
Contento 4
Redacción Espectáculos

El Junior Express llegó a la estación del Ágora de la Casa de la Cultura puntual. El público lo esperaba ansioso, coreando el nombre del capitán del monorriel, ¡Topa, Topa! El concierto más deseado por los pequeños vino por primera vez al Ecuador con toda la tripulación.

Minutos antes de las 18:00, Lila, la conductora del expreso, anunció que el elenco estaba por llegar, desatando la euforia en los asistentes. El tema Junior express, como en los capítulos de la serie infantil, marcó el inicio del viaje que duraría una hora y media. Topa saludó a los asistentes, para seguir con la bailable Me muevo para aquí, que finalizó con un disparo de confeti.

Cumpleañeros y personas de otras ciudades del Ecuador llegaron para ver el show. Entre el público, carteles, niños y padres emocionados daban la bienvenida al grupo argentino.

Tres pantallas led en el escenario complementaron la gira que emprendieron Los Rulos, Doris la vestuarista, Arnoldo el Chef, Francis el mesero, Melody la azafata, Natalio el asistente musical, Lila la conductora y Topa. El baile escénico, siempre acompañando las canciones, animaba a los niños a repetir los pasos que proponía el elenco.

Después de la canción El juego de las verduras, la tripulación se encontró con el reto de adivinar la siguiente parada del Junior Express. Doris la vestuarista intentó descifrar la adivinanza a través de la creación de trajes para la próxima estación, pero entre un astronauta, un pez y un pastelillo, los niños rieron ante la imposibilidad de la propuesta de Doris.

El tiempo para el Rulo Rolando, el Rulo Carlos y el Rulo Ricardo llegó con el tema Somos los Rulos. El agotador trajín de la adivinanza, causó hambre en el trío, que ya pensaba en el seco de chivo, la guatita y el locro de queso que se preparaban a cargo del chef Arnoldo. La tarantella de Arnoldo fue el siguiente tema, en el que los niños le regalaron "alaridos de amor", como dijo el hábil cocinero.

Aromas, Arco Iris y el Grillo Walter se incluyeron en el 'set list', que guió a los personajes a descubrir la respuesta a la adivinanza de Lila. Una lluvia de burbujas y pelotas playeras llegaron al público con el tema Pompas de Jabón.

El final del concierto se anunció con Me muevo para aquí. Topa regresó para despedirse y para complacer a la audiencia con más música. Pedro el navegante y Todos a moverse sellaron el concierto en medio de bailes, risa y confeti.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)