12 de julio de 2018 15:14

Exposición permite jugar al tres en raya con robots o interactuar con plantas

Una exposición en Barcelona analiza la relación entre los humanos y los robots

Foto referencial. Una exposición en Barcelona analiza la relación entre los humanos y los robots. Foto: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Jugar con robots al tres en raya o interactuar con plantas es posible en la exposición '¡Robots! Los humanos y las máquinas', en la que dos autómatas guían al visitante por el Cosmocaixa de Barcelona (norte) para descubrirle el pasado, el presente y el futuro de la tecnología robótica.

Los robots humanoides Ada y Charles -en homenaje a Ada Lovelace, la primera programadora, y a Charles Babbage, el padre de la computación- son los maestros de ceremonias de la exposición, encargados de acompañar a los visitantes durante todo el recorrido y de explicarles curiosidades de lo más diversas.

La exposición supone un recorrido por la historia robótica y por la relación que a lo largo de los años se ha establecido entre las máquinas y los humanos.
Así, esta muestra, que se exhibirá hasta el 31 de enero de 2019, hace un recorrido cronológico por la historia y está dividida en cuatro ámbitos.

El primero de los espacios es La historia de las máquinas, en el que se puede observar desde la primera máquina de vapor -la eolípila-, el planeador de Leonardo da Vinci, una imprenta de 1887 o un motor de explosión de la marca FIAT del año 1926.

El segundo ámbito es El origen de los robots, donde pueden observarse desde pequeños autómatas de Japón que servían el té, juguetes y marionetas a cámaras fotográficas que en su momento empezaban a ser automáticas y que ya se las conocían como robots.

La tercera fase deja atrás la antigüedad para adentrarse en El mundo actual de los robots y en ella se incluyen robots con distintas funciones, desde los que ofrecen un servicio asistencial hasta los que trabajan con peligros extremos o los robots industriales.

Así, el visitante puede ver el robot Bestic, que ofrece asistencia para alimentar a pacientes que han sufrido alguna parálisis o los robots Hand of Hope, que ayudan a las personas a recuperarse de algún problema cerebral gracias a un sistema que capta las ondas cerebrales, las interpreta y es capaz de mover los dedos.

También se exhibe el robot Aibo -mascota-, muy presente especialmente en la cultura japonesa, un coche autónomo que transporta mercancías o un dinosaurio de animación electrónica.

En este mismo espacio los visitantes pueden conocer los robots que trabajan con peligros extremos, como los desactivadores de bombas, los robots-bomberos, que sirven de extintores en caso de incendios químicos o eléctricos, el robot submarino ugar con robots al tres en raya o interactuar con plantas es posible en la exposición '¡Robots! Los humanos y las máquinas', en la que dos autómatas guían al visitante por el Cosmocaixa de Barcelona (norte) para descubrirle el pasado, el presente y el futuro de la tecnología robótica.

La exhibición cuenta también con robots industriales, desde brazos mecánicos que simulan una cadena de montaje en una industria automovilística o una ordeñadora robótica que funciona de forma autónoma. El cuarto entorno se centra en La inteligencia artificial, un espacio entre el presente y el futuro en el que una de las características principales es la interactividad entre los robots y los visitantes.

Los espectadores podrán jugar con un robot al tres en raya, interactuar con una planta o jugar al Memory, aunque deberán tener cuidado ya que el robot detecta si el humano hace trampas y es capaz de mostrar a su contrincante una tarjeta con un emoticono si se "aburre" porque tarda mucho en contestar.

Uno de los robots que seguro no pasa desapercibido es el corazón robótico, que ya se ha colocado en personas que están a la espera de recibir un trasplante de corazón.

El final de la exposición cuenta con un espacio de reflexión y opinión en el que el visitante puede ofrecer su visión sobre la inteligencia artificial, leer en un terminal los comentarios que han hecho otros visitantes o escuchar la opinión de algunos expertos, con el fin de fomentar el debate sobre esta cuestión.

"Es muy importante estar muy bien informados, tener un buen conocimiento para cubrir el espacio de reflexión y de debate que supone esta tecnología para el presente y el futuro", resaltó la directora general adjunta de la Fundación Bancaria La Caixa, Elisa Durán.

De forma paralela a la muestras se llevarán a cabo talleres, un campus de verano, charlas y conferencias sobre inteligencia artificial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)