7 de enero de 2016 23:04

Una exposición en el museo Camilo Egas en homenaje a 12 desaparecidos

Gary Vera y Tania Lombeida plasmaron la historia de 12 personas desaparecidas en una exposición que se lleva a cabo en el museo Camilo Egas. Foto: Galo Paguay/EL COMERCIO

Gary Vera y Tania Lombeida plasmaron la historia de 12 personas desaparecidas en una exposición que se lleva a cabo en el museo Camilo Egas. Foto: Galo Paguay/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Érika Guarachi

En el museo Camilo Egas, ubicado en las calles Venezuela y Esmeraldas, en el Centro Histórico de Quito, se inauguró una muestra artística en homenaje a personas desaparecidas.
El evento se desarrolló la noche de este jueves 7 de enero del 2016. La muestra estará abierta hasta fin de mes.

En las instalaciones del museo los artistas Gary Vera y Tania Lombeida plasmaron las historias de 12 personas desaparecidas, contadas por familiares y amigos, a partir de fotos, objetos personales y cartas que los recuerdan.

“Lo que se busca es visibilizar y sensibilizar a las personas, en que buscar a los desaparecidos no debería ser una lucha de los familiares sino de toda la sociedad”, se refirió Telmo Pacheco, presidente de la Asociación de Familiares y Amigos Desaparecidas en Ecuador (Asfadec), en la inauguración de la muestra.

Las historias de los miembros de esta asociación fueron recopiladas en la exposición. Fue inevitable para varios de los asistentes derramar lágrimas al leer lo que una madre, una hermana o una amiga les escriben a sus familiares que desaparecieron abruptamente.

El observar objetos personales como carteras, bolsos, chaquetas expuestas en las paredes del museo logró conmover a los asistentes. Karina Pacheco, 28 años, hermana de Telmo Pacheco, quien desapareció el 3 de noviembre del 2011, contó que participar de esta exposición le implicó revivir recuerdos, memorias y todo lo que sintió cuando él desapareció.

Pacheco aún no entraba a la exposición, sin embargo explicó que sentía “un nudo” en la garganta. Para ella esta muestra permitirá a las personas que vayan más atentos por la calle, que los recuerden, que los rostros de los desparecidos sean reconocidos. De esta manera poco a poco los nombres se irán haciendo conocidos.

En la presentación del evento Pilar Tobar, representante de Asfadec, señaló la necesidad imperiosa de que se cree un banco de información que incorpore datos de personas fallecidas no identificadas, datos de las morgues, hospitales, funerarias y más que pueden facilitar el trabajo de encontrar a quienes desaparecieron.

El artista Gary Vera por su parte expresó que se trató de tomar al arte como una forma de visualizar. Así como, desplegar las historias para mantener a los desaparecidos en la memoria.

Esta cita también sirvió de oportunidad para cuestionar muchos de los procesos que se ejecutan en la búsqueda de una persona desaparecida y la necesidad de cambios para una pronta resolución de los casos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)