5 de septiembre de 2016 17:59

Una exposición muestra el legado del apartheid vista desde un dron

El fotógrafo seleccionó los lugares a retratar con la ayuda de una aplicación en Internet del censo oficial sudafricano, que ofrece al usuario detallados mapas sobre la distribución racial y de ingresos en todo el territorio nacional.

El fotógrafo seleccionó los lugares a retratar con la ayuda de una aplicación en Internet del censo oficial sudafricano. Foto: Captura de pantalla 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

El apartheid fue creado en 1948 en Sudáfrica para promover los intereses de los blancos e impedir que los grupos étnicos se mezclaran. Veintidós años después de su caída, una exposición de fotos hechas con drones muestra que su legado de separación urbanística y desigualdad sigue vivo.

Tomadas desde el aire en Johannesburgo, Ciudad del Cabo, Durban y otros municipios, las imágenes permiten ver con claridad las enormes diferencias que aún hoy existen en las zonas construidas para que vivieran los blancos y las que se habilitaron en las ciudades para los negros.

El esplendor de árboles y zonas verdes, la amplitud de espacios entre viviendas y la calidad de las construcciones definen los espacios en los que aún vive la mayor parte de la minoría blanca.

A muy poca distancia, la aridez de la tierra rojiza, las chozas y una densidad altísima que casi obliga a amontonar las casas definen aún hoy los antiguos guetos negros o "townships", levantados para alojar a la fuerza de trabajo en zonas urbanas y donde toda la población sigue siendo de color.

Video: YouTube, cuenta AGENCIA EFE


"La misma infraestructura de la ciudad fue creada para mantener a los grupos separados uno de otro", dice a EFE el autor de las fotos, Johnny Miller, que señala que la arquitectura del apartheid no ha sido apenas modificada en muchos espacios urbanos.

El responsable de 'Unequal Scenes' -que puede traducirse como "estampas desiguales" y es el nombre de la muestra- ve en Ciudad del Cabo las separaciones más drásticas, a menudo reforzadas por carreteras, vías de tren, ríos o humedales situados entre ambas áreas y que ponen tierra de por medio entre los vecindarios.

Originario de Estados Unidos, Miller decidió embarcarse en este proyecto ante la "complacencia" con la que la gente convive con esta "increíble desigualdad" en Sudáfrica, donde las más ostentosas mansiones se levantan a pocos kilómetros de chabolas sin luz ni agua.

"El dron es interesante porque nos permite tener una nueva perspectiva de lugares que pensábamos que conocíamos", afirma Miller, que añade que "cuando uno vuela" cambia completamente su visión de las cosas. "Edificios, montañas, bosques... Todo parece diferente".

Las fotos están hechas con ayuda de Google Earth, a una altura máxima de unos 300 metros, con un aparato que tenía 12 minutos de autonomía de vuelo. "Obtener estas imágenes es mucho más difícil de lo que se podría pensar".

El fotógrafo seleccionó los lugares a retratar con la ayuda de una aplicación en Internet del censo oficial sudafricano, que ofrece al usuario detallados mapas sobre la distribución racial y de ingresos en todo el territorio nacional.

Una somera consulta permite comprobar que los puntos rojos y naranjas que representan a los sudafricanos más pobres están generalmente en los mismos lugares que las manchas que forman los puntos verdes que localizan a los sudafricanos negros.

Cada vez más ciudadanos negros se incorporan a la clase media y se mudan a barrios de Johannesburgo y Pretoria antes reservados a los blancos, en los que en el pasado no hubieran podido ni pasear sin una prueba de que estaban trabajando para el dueño de alguna casa.

En el extremo opuesto, en los márgenes de ciudades como Johannesburgo y Pretoria han surgido en los últimos años poblados chabolistas blancos, algo inimaginable en los tiempos de proteccionismo hacia los sudafricanos de origen europeo del apartheid.

Pero cambiar las dinámicas históricas lleva tiempo, y, según estadísticas oficiales, los hogares blancos tienen todavía hoy una media de ingresos anuales cinco veces mayor que los hogares negros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)