5 de septiembre de 2016 15:21

Una exposición muestra el posible lugar de la batalla entre David y Goliat

Fotografía facilitada por la Autoridad de Antigüedades de Israel de una jarra con la inscripción Ish Bal (hijo de Beda), que forma parte de la exposición "En el Valle de David y Goliat" Foto:  EFE

Fotografía facilitada por la Autoridad de Antigüedades de Israel de una jarra con la inscripción Ish Bal (hijo de Beda), que forma parte de la exposición En el Valle de David y Goliat.  Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 5
Agencia EFE

El Museo de Tierras Bíblicas de Jerusalén inauguró este lunes 5 de agosto de 2016 la exposición En el Valle de David y Goliat, que presenta hallazgos sobre una ciudad levantada hace 3 000 años y que algunos señalan como el posible emplazamiento de la lucha entre los personajes bíblicos.

"La exposición es muy importante por el material que contiene y la manera en que se muestra. Es realmente emocionante, la gente puede entender el vínculo entre la Biblia, la arqueología y la historia", comentó a Efe con ilusión la directora del museo, Amanda Weiss.

La muestra, que podrá visitarse hasta otoño del 2017, "está diseñada para recrear la experiencia de visitar el valle de Elah. Las estructuras físicas, los descubrimientos sobre el mercado, materiales autóctonos, de cananeos, cerámica filistea, egipcios, etcétera", explicó la directora.

En varias galerías están distribuidos los resultados de unas excavaciones realizadas entre 2007 y 2013 en la actual ciudad de Jirbet Qeiyafa y que, según cree Weiss, podría ser Shaarayim, la ciudad mencionada en la Biblia durante la historia de David y el gigante filisteo.

Además de estos hallazgos, la exposición reúne el modelo de un templo sagrado que se asemeja al descrito del rey Salomón, o utensilios y restos de alimentos como huesos de aceituna que dan pistas sobre la vida de los habitantes de dicha urbe.

También incluye dos inscripciones de tinta, "una de ellas muy difícil de leer", apuntó Weiss, sobre piezas de cerámica conocidas como "ostracón", utilizado en la antigüedad como borrador para la escritura por el alto precio del papiro.

Este descubrimiento, en el que se han identificado palabras como "no hacer", "oración" o "rey", "ayuda a entender que había unas estructuras gubernamentales, porque hay unas órdenes sobre lo que hacer o no, lo que significa que había un monarca", valora la directora.

"Se muestran elementos relacionados con la monarquía, la administración y la Biblia. Tiene que ver con la historia de esta tierra. Si lees la Biblia te está contando la historia y lo que hemos encontrado ahora son evidencias que no habían sido halladas antes", afirmó Weiss.

El comisario de la muestra, Yehuda Kaplan, coincidió en destacar el valor de estas inscripciones, que podrían estar escritas en hebreo.

"En ese caso, el sitio podría haber sido construido por israelíes", dijo a Efe, y aunque reconoce que es difícil saber si realmente es hebreo, porque se desarrolla a partir del cananeo, usado en la región, de ser así "serían las inscripciones en este idioma más antiguas que se han encontrado".

Kaplan opinó que según los elementos de la exposición se puede identificar "una conexión con la historia bíblica de un imperio o un reino", atreviéndose a asegurar que "existen huellas de una monarquía judía en un período muy temprano".
Sin embargo, resaltó la importancia de destacar que hay un debate en torno al tema.

"No todo el mundo piensa lo mismo, pero es interesante que el público general aprenda de estos temas y después decida por sí mismo qué quiere creer y qué le convence", concluyó, invitando a la asistencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)