24 de noviembre de 2016 15:33

Una exposición filatélica recorre la historia de estampillas ecuatorianas

La muestra incluye hechos destacados de la historia del Ecuador en estampillas, con piezas de los últimos 30 años.

La muestra incluye hechos destacados de la historia del Ecuador en estampillas, con piezas de los últimos 30 años. Foto: Cortesía Museo Municipal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Guayaquil

Las estampillas nacieron como una forma de cobro del correo. La primera de ellas apareció en 1840 en Inglaterra. Ecuador siguió el ejemplo en 1865, con cuatro estampillas con el escudo del país que hoy pueden costar hasta USD 100, la unidad de color rojo, la más costosa.

Una carta de la época con un bloque de cuatro de esas primeras estampillas puede alcanzar un valor de USD 2 000, explica Elvis Vélez Procel, presidente del Club Filatélico Guayaquil, que organiza una exposición con miles de estampillas en el Museo Municipal de Guayaquil.

Las primeras piezas de correo aéreo aparecieron en Ecuador el año 1928, con el auge de la aviación y también son parte de la exhibición.

Primera estampilla ecuatoriana del año 1865, con el escudo del país en color rojo. Foto: Cortesía Museo Municipal

Primera estampilla ecuatoriana del año 1865, con el escudo del país en color rojo. Foto: Cortesía Museo Municipal



La muestra será inaugurada este jueves 24 de noviembre, a las 18:00, y permanecerá abierta hasta el sábado sábado 26 de noviembre en una centena de paneles en las salas Polivalente y Temporal del Museo.

En la exposición filatélica nacional Exfigua participan colecciones en competencia de filatelia tradicional, historia postal, enteros postales, aerofilatelia, filatelia temática, abierta y moderna. La muestra incluye hechos destacados de la historia del Ecuador en estampillas, con piezas de los últimos 30 años.

Los participantes en concurso compiten por medallas y puntajes de acuerdo a la calidad, rareza y conservación de las colecciones.
Un jurado de la Asociación Filatélica Ecuatoriana evaluará el conjunto de estampillas en el certamen. Una vez que una colección alcanza cierto nivel, pueden participar en exposiciones de la Federación Internacional de Filatelia, explicaron los organizadores.

“El coleccionismo innato al ser humano, nos llama la atención comenzar a guardar, preservar cosas y atesorarlas”, agregó Vélez, quien empezó a coleccionar estampillas de niño, cuando le llegó una carta a su madre desde Estados Unidos. Hoy cuenta con una colección de miles de piezas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)