9 de diciembre de 2017 16:42

La exposición ‘desMarcados…’ abrirá el sábado 16 de diciembre de 2017

En las salas ya se pueden observar las obras que hacen parte de la propuesta curatorial.

En las salas ya se pueden observar las obras que hacen parte de la propuesta curatorial. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Yadira Trujillo
Redactora (I)

La preinauguración de la muestra desMarcados. Indigenismo, Arte y Política 1917-2017’ se llevó a cabo hoy, sábado 9 de diciembre de 2017, en el Centro Cultural Metropolitano de Quito (CCM). La inauguración oficial será el próximo sábado 16.

Esta exposición, que se encuentra distribuida en cuatro salas del CCM y dos del Museo de la Ciudad, está montada casi en su totalidad. La inauguración estaba prevista para hoy, pero se postergó debido a la falta de agua, que todavía afecta a varios sectores de la capital.

En las salas ya se pueden observar las obras que hacen parte de la propuesta curatorial. Se aprecian imágenes de prácticas indígenas cotidianas como el trabajo y el comercio, que proponen, por un lado, la deconstrucción de imaginarios sobre el indígena y, por otro, la importancia de su papel político a lo largo de la historia.

Además, parte de la muestra dedica espacio a documentación y registros de archivo que permiten comprender el papel del indígena, pero también los estereotipos creados sobre él desde el poder.

Pilar Estrada, directora del Centro Cultural Metropolitano, indica que esta muestra pone a la par la importancia política del movimiento indígena con el arte. “Se trata de una exposición que cuenta las luchas indígenas, los movimientos y los levantamientos del siglo XX y XXI”.

Esto se hace a través de artistas que, en un momento, crearon sus obras como una forma de protesta frente a la condición del indígena, o denuncia en nombre del otro. Entre ellos están Oswaldo Guayasamín, Eduardo Kingman y Diógenes Paredes.

En una primera parte, a través de obras como Los Guandos y El Carbonero, de Kingman, o Huelgas, de Guayasamín, ‘desMarcados…’ pone en discusión la vinculación del indigenismo con el arte y la política desde la época de las obras y los archivos presentes en la exposición hasta la actualidad.

En el Museo de la Ciudad, en cambio, hay un contraste. Ahí se muestran los archivos desde donde se ha hablado del problema indígena y los levantamientos. Pero también hay arte contemporáneo que, a diferencia de los artistas de los años 30 y 40, del siglo XX, que denunciaban y hablaban por el otro, se vale de archivos para trabajar.

Obras de artistas como Marco Alvarado, Tomás Ochoa y Miguel Alvear, entre otros, demuestran ese interés desde el archivo, desde la mirada crítica de lo que ha dejado la herencia colonial sobre los indigenismos. “No hablan por el otro sino desde la memoria”, dice Estrada.

La directora del CCM destacó la vigencia de esta exposición con un contenido histórico, debido a la coincidencia de su apertura con la marcha indígena que se dirige a Quito desde Pastaza. “La vigencia de una exposición como esta va mucho más allá del arte”.

Además, enfatizó en el hecho de que no se trata de una exposición de arte indígena, sino de una que busca las voces que han hablado de los indigenismos, desde la condición propia y desde la ajena.

Andrés Palma, director ejecutivo de la Fundación Museos de la Ciudad, recalcó la importancia de esta muestra a nivel educativo y la capacidad de esta para entrar en diálogo con la coyuntura política, económica y social del país. Además habló de la posibilidad de vincular el contenido de la exposición con estudios previos, con la historia, con la academia y con el arte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)