19 de agosto de 2015 00:00

Una exhibición pictórica en Cuenca muestra la tradición ortodoxa

La curaduría de la muestra, que estará abierta hasta el próximo 31 de agosto, estuvo a cargo de Mónika López Avilés. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

La curaduría de la muestra, que estará abierta hasta el próximo 31 de agosto, estuvo a cargo de Mónika López Avilés. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Jackeline Beltrán

Una serie de íconos ortodoxos se exhibe en el museo de la Catedral Vieja de Cuenca, en el sur del Ecuador. Su autor, el padre Nicolás Sarabia, es el único iconógrafo en el país que se dedica desde hace más de una década a esta expresión artística. Esta muestra, denominada 'Luz de la Luz', se acaba de inaugurar en la capital azuaya.

Sus primeros trabajos los hizo utilizando varias técnicas: óleo, acuarela y tinta china, pero cuando ingresó al Monasterio de la Metrópolis Ortodoxa del Ecuador empezó a ejecutar frescos para las capillas de esa jurisdicción.

En ese periodo aprendió que la iconografía tiene un proceso especial. Este tipo de arte debe ejecutarse con una previa preparación espiritual, como la de un monje, que implica actitudes como el ayuno y la oración dentro de una vida monástica.

El arte iconográfico dista mucho de las demás expresiones pictóricas, sostiene el autor. “En el occidente el artista plasma sobre el lienzo lo que comprende y observa, mientras la iconografía revela la verdad teológica, no la subjetiva”.

En este tipo de obras, el arte no tiene un fin decorativo, es una forma más de evangelización y busca la exaltación de Dios antes que la del ser humano. De acuerdo con la tradición cristiana ortodoxa, la iconografía bizantina, es una expresión más de su fe.

Con ese concepto, Sarabia ha hecho obras para diferentes templos y colecciones privadas del país y del extranjero. La muestra que se exhibirá en la capital azuaya hasta el 31 de agosto de 2015 tiene íconos que también están en venta. Los precios de los cuadros varían entre USD 200 y 10 000.

En la muestra se exhiben unas 22 iconografías que tienen como base el Evangelio. Los cuadros tienen representaciones de escenas como la transfiguración, la anunciación y otros pasajes de la vida de Cristo.

Tanto el autor como la curadora de la muestra, Mónika López Avilés, asisten con frecuencia a la exhibición para explicar el significado de esta expresión artística. En el lugar los visitantes reciben una explicación del contenido de cada cuadro y una reseña sobre la iconografía ortodoxa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)