17 de julio de 2014 12:20

¿Por qué el exceso de frutas puede resultar peligroso?

Las frutas contienen entre 3 y 25 gramos de azúcar por cada 100 gramos. La acumulación de fructosa en el organismo deviene en aumento de peso. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

Las frutas contienen entre 3 y 25 gramos de azúcar por cada 100 gramos. La acumulación de fructosa en el organismo deviene en aumento de peso. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 3
Indiferente 18
Sorprendido 8
Contento 2
Redacción ElComercio.com 

Los beneficios que las frutas aportan al organismo son ampliamente conocidos, en inclusive obvios. Estudios, como el difundido por la University College of London (UCL) en abril del 2014 aseguran que comer siete porciones de frutas y verduras al día reduce drásticamente los índices de cáncer y problemas cardíacos.

Esto significa que mientras mayor es la proporción de frutas y verduras consumidas en una jornada, menor es la posibilidad de morir- a causa de una enfermedad- a cualquier edad.

Además, según nutricionistas las frutas ayudan a bajar de peso y quemar la grasa acumulada en el cuerpo. Esto sucede porque contienen abundantes cantidades de agua, minerales, antioxidantes y fibra soluble, esta última evita que las grasas se absorban.

Sin embargo, a pesar de los por poco milagrosos aportes de las frutas, su consumo en exceso pudiera resultar contraproducente. ¿Por qué? La clave está en sus importes de azúcar (glucosa, fructosa y sacarosa).

En este sentido las siete porciones solo de fruta- sin combinarlas con vegetales- al día que la investigación de la UCL recomienda ingerir, pueden llegar a tener efectos negativos.

El Departamento de Agricultura de EE.UU. sugiere que la dosis correcta de frutas diarias no debe sobrepasar las dos tazas, para hombres y mujeres entre 19 y 30 años. Por su parte, la nutricionista Sara Abu Sabbah, en un artículo para RPP Noticias de Perú, afirma que comer entre 3 y 5 piezas (de preferencia frescas y enteras) de este alimento al día es saludable.

Las porciones recomendadas varían también dependiendo el tipo de frutas que forman parte de la dieta de una persona. De tal manera que, por ejemplo, según registra el portal de salud Greatist dos tazas de bananas, que corresponden a 36 gramos de azúcar, en el desayuno ya sobrepasan la dosis máxima de este producto que debe recibir el organismo al día.

Esto, teniendo en cuenta que la American Heart Association indica que la cuota ideal de azúcar por jornada no debe exceder los 30 gramos en las mujeres, y los 45 gramos en los hombres.

En general, según afirma la nutricionista Abu Sabbah, el aporte de azúcares en las frutas es variable, ya que oscilan entre los 3 y 25 gramos por cada 100 gramos de este alimento.

Excedentes de azúcares en el cuerpo, resultantes de un consumo exagerado de fruta, pueden almacenarse como triglicéridos (grasas) y en lugar de promover la pérdida de peso, contribuir a la acumulación de kilos.

Asimismo, sumado al incremento de calorías y peso, la concentración de azúcar causa problemas en los dientes, problemas cardíacos, colesterol alto, afectar cuadros de hígado graso e incremento de los niveles de ácido úrico.

Inclusive hay estudios, como el de Nutrition Reviews, que han relacionado la presencia excesiva de fructosa (principal tipo de azúcar que se encuentra en las frutas) en el sistema con la acumulación de grasa en al abdomen y la desaceleración del metabolismo.

Cantidad de azúcar en 100 gramos de fruta:

Frambuesas: 4,4 g.
Higo: 16 g.
Kiwi: 9 g.
Limón: 2,5 g.
Mandarina: 11 g.
Naranja: 9 g.
Manzana: 10 g.
Durazno: 8g.
Piña: 10 g.
Pera: 10 g.

Fuente: Departamento de Agricultura de EE.UU.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)