22 de abril de 2016 12:00

Medidas para evitar enfermedades en la zona de desastre

Diversos factores podrían atraer a los mosquitos que transmiten zika, dengue y chikungunya. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO.

Diversos factores podrían atraer a los mosquitos que transmiten zika, dengue y chikungunya. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Paola Gavilanes
Redactora (I)
pgavilanes@elcomercio.com

Dependiendo del foco de infección podrían reactivarse enfermedades endémicas en la provincia de Manabí, afectada por un terremoto el pasado sábado 16 de abril de 2016, y en donde hasta el momento se registran 587 fallecidos. Una forma de evitarlas es acatando un par de medidas de prevención.

Según el dermatólogo Miguel Méndez la descomposición de los cadáveres, la falta de fluidez de las aguas servidas y la ausencia de agua potable son factores que podrían atraer a los mosquitos que transmiten los virus de zika, dengue y chikungunya; y a moscas responsables de muchos otros padecimientos.

Las picaduras de insectos, además de las enfermedades antes mencionadas, podrían ocasionar urticaria, que se caracteriza por lesiones cutáneas edematosas. La urticaria, por lo general, va acompañada de picazón e hinchazón en la parte afectada. Aquello sucede porque los mecanismos de defensa chocan con el alérgeno que el insecto deposita en la piel. La picadura de esos bichos también genera dermatitis (inflamación).

Para tratar esas dos enfermedades, cuenta el dermatólogo, es necesario valorar el proceso infeccioso de la piel. Se envía tratamiento local cuando la lesión es superficial y uno más avanzado, cuando es invasivo.

Para evitar la picadura de los mosquitos Méndez sugiere utilizar repelente y ropa ligera que cubra la mayor parte del cuerpo. También aconseja hidratar la piel del rostro con lociones que contengan un 5% de urea. Para el resto del cuerpo sugiere una crema con un 10% de ese componente, cuya misión es la de impedir la pérdida de agua a través de la piel.

Sugiere esas cremas y consumir abundante agua –libre de impurezas- para evitar que la piel se debilite y sea presa fácil de los mosquitos y del exceso de sol.

La prolongada exposición a los rayos solares, precisamente, genera la aparición de los llamados fuegos (herpes labial) y de quemaduras.

Para evitar esas úlceras el dermatólogo sugiere el uso de protector solar cada tres horas y de un sombrero de ala ancha. El uso de una mascarilla y de gafas, en cambio, evitará infecciones. El tratamiento de las quemaduras dependerá de su extensión y profundidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)