23 de February de 2015 20:44

El Eugenio Espejo atenderá a niños solamente hasta fines de febrero

En el Hospital Eugenio Espejo, el área de Pediatría se mantiene vacía. Será reformada. Foto: EL COMERCIO

En el Hospital Eugenio Espejo, el área de Pediatría se mantiene vacía. Será reformada. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 6
Ana María Carvajal
Redactora (I)

Los pacientes pediátricos del Hospital Eugenio Espejo, en Quito, continuarán recibiendo atención si cuentan con citas preasignadas hasta esta semana, según Miguel Imaz, gerente Hospitalario de esta casa de salud. Los 57 niños que tienen citas entre el 1 de marzo y el 15 de mayo próximos deberán ir a su consulta médica en el Hospital Enrique Garcés.

Desde la semana pasada, los usuarios que piden citas en Consulta Externa del Eugenio Espejo para sus hijos reciben la respuesta de que deben acudir a centros de salud, porque ya no habrá atención en los servicios de Pediatría y de Cirugía Pediátrica. Estos servicios nacieron con este hospital, en 1933.

Los médicos que hasta este mes son parte de la nómina del Eugenio Espejo serán reubicados en el Hospital Enrique Garcés -que cuenta con 14 pediatras- y a otras casas de salud. La psicóloga pediátrica, por ejemplo, prestará sus servicios en la Maternidad Isidro Ayora.

Además, en aproximadamente dos meses, el Hospital Pablo Arturo Suárez estrenará una nueva área de atención para niños, según la doctora Patricia Costales, coordinadora zonal del Ministerio de Salud. También está previsto que el Hospital Docente de Calderón se sume al servicio pediátrico.

Los pequeños que requieran de cuidados en especialidades más complejas pueden ser atendidos en el Hospital de Niños Baca Ortiz, en el que trabajan 104 médicos especializados en diferentes áreas.

En casos de enfermedades oncológicas y oncohematológicas, el Eugenio Espejo continuará atendiendo a los niños y adolescentes que recibían tratamiento antes de este cambio.

Según el Ministerio de Salud, estas reformas obedecen a dos razones: la primera, un refuerzo y reestructura en los servicios que presta el Eugenio Espejo, como un hospital de tercer nivel (de especialidades). Para ello se invirtieron USD 13,9 millones el 2014 y se prevé una inversión de USD 9 millones en este año.

La segunda razón es una reorganización del sistema de atención pediátrica en Quito. En el país se estructura un Modelo de Atención Integral de Salud que asigna a cada casa asistencial sus responsabilidades, de acuerdo con su capacidad operativa y objetivos.

En el primer nivel constan los centros de salud, en donde se tratan dolencias comunes y de más sencillo tratamiento. Los hospitales de segundo nivel atienden además especialidades básicas, entre las que se incluye la Pediatría. Y los de tercer nivel deben concentrarse en especialidades médicas de mayor complejidad.

Según el doctor Imaz, en el Eugenio Espejo se ha trabajado desde hace varios años para atender las emergencias que se tienen que tratar en un tercer nivel, como Neurotrauma, por ejemplo. Sin embargo, aún se dan casos de pacientes que pueden ser atendidos en un primer o segundo niveles y van a esta casa de salud.

El hospital tiene tres plantas en reestructuración y dos de ellas ya han sido entregadas. “Tenemos que planificar a futuro. La población va envejeciendo y aparecen patologías crónicas que tienen que ver con Neurología, Neurocirugía, Cardiología...” Por ello, el séptimo piso, en donde funcionaba Pediatría, ahora será ocupado por pacientes cardíacos.

En el 2014, en el Eugenio Espejo se atendió por Consulta Externa a 8 148 pacientes y se hicieron 16 cirugías pediátricas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)