24 de marzo de 2015 15:40

Presentan una estructura que resiste derrumbes de 13,5 toneladas

Las nuevas tecnologías que pueden contener avalanchas se presentan como una alternativa para la prevención de accidentes. Foto: EL COMERCIO.

Las nuevas tecnologías que pueden contener avalanchas se presentan como una alternativa para la prevención de accidentes. Foto: Cortesía IdealAlambrec Bekaert.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 6
Contento 0
José Guaygua

Determinadas zonas del país están caracterizadas por una topografía accidentada e inestable. Prueba de ello es el último derrumbe ocurrido el jueves pasado 19 de marzo en la principal vía que une la Sierra con la Costa: Alóag – Santo Domingo.

El material pedregoso caído en el kilómetro 28 de esa carretera, aparte de obstruir la comunicación entre las dos regiones, ha cobrado la vida de seis personas. Precisamente para evitar futuras desgracias se desarrollan nuevas tecnologías que contengan avalanchas.

Prueba de ello fue la conferencia internacional ‘Sistema de mallas de acero de altas prestaciones’ efectuada hoy, 24 de marzo, por IdealAlambrec Bekaert, en coordinación con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

Esta empresa nacional, con 75 años de experiencia, trae al Ecuador sistemas de control de deslizamientos integrales (MT 1 500 / MT 6 000), de tecnología europea. Es decir que no únicamente comercializa el producto, sino que brinda un asesoramiento completo para su colocación y mantenimiento.

Los sistemas están compuestos por anclajes (activos o pasivos) distribuidos directamente sobre la cara del talud. Además emplea una técnica de fijación perimetral conformado por cables de bordes y cables de costura.

El alemán Christian Schneider, de la compañía Trumer Schutzbauten, explicó que estas infraestructuras soportan aproximadamente la caída de 13,5 toneladas avanzando a una velocidad promedio de 25 metros por segundo.

La instalación es práctica. La infraestructura se arma colocando postes y entre ellos se extiende un cable, a través del que pasa la parte superior de la malla. Todos estos materiales son de acero. No obstante, son muy amigables con el medio ambiente porque no se usa al hormigón como parte de la solución.

Antonio Urteaga, experto en control de Taludes y representante de Bakaert Prodalam, expuso las diferentes prestaciones del producto. En el caso de estabilización de taludes, los pernos en conjunto con los cables son la base para mantener la firmeza del terreno.

Las dimensiones de las planchuelas (malla) son de 230 mm de largo X 230 mm de ancho. Y su espesor es de 10 mm. La extensión de las mallas puede alcanzar los 200 metros, con anclajes obligatorios cada 60 metros.

Joan Torrebadella, gerente consultor de GeoRisk International, destacó que los sistemas cumplen con la norma austríaca ONR24810, vigente desde 2013, especializada en caídas de rocas y riesgos naturales.

Esto significa que para la instalación de la infraestructura, primero un equipo de expertos hará estudios in situ (terreno). Luego se establece un diseño, antes de la instalación. Finalmente se realiza controles y mantenimientos de por lo menos una vez al año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)