4 de agosto de 2017 21:59

El espionaje es un oficio para mujeres fatales en el cine

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Fernando Criollo
Redactor

Margaretha Geertruida Zelle fue una mujer que forjó su propio mito como una de las más famosas espías de la historia, bajo el seudónimo de Mata Hari. Mujer resuelta en un mundo convulso, no dudó en convertir su exótica belleza y su talento para el baile en arma para alcanzar sus objetivos en medio de la Primera Guerra Mundial. Atrapada en medio de una serie de intrigas entre ambos bandos, terminó condena a muerte por espionaje y fusilada en 1917.

Esa figura de una femme fatale involucrada en el mundo del espionaje ha sido adoptada por la industria cinematográfica, para poner en escena a una serie personajes que se han mostrado tan brillantes como letales. Papeles representados por actrices igual de resueltas y transgresoras como la mítica Mata Hari, a la hora de enfrentar las peores amenazas posibles en un terreno hostil.

Inspirada en la novela gráfica ‘The Coldest City’, ‘Atomic Blonde’ es la más reciente película de espionaje, en la que Charlize Theron aumenta el brillo de su dorada cabellera para convertirse en Lorraine Broughton. Una agente del MI6 británico que es enviada a Berlín para recuperar una lista de agentes encubiertos.

En su primer largometraje como director, David Leitch ofrece un novedoso tratamiento a los personajes y los ambientes en los que se desarrolla esta historia, que se desarrolla en Europa y concretamente en Alemania, en la época en la que ideologías y territorios se dividían con muros.

En la cinta, que se estrena este fin de semana en Ecuador, Theron vuelve a presumir de sus habilidades para la acción y el combate. Al mismo tiempo, se revela como un personaje vulnerable, susceptible al daño físico, que no acepta la derrota y que sabe calcular muy bien sus jugadas para lograr su objetivo.

Con este papel, Theron se suma a un grupo de actrices que han dejado su propia huella en el mundo del espionaje. Algunas de ellas, asumiendo roles inspirados en hechos o escenarios reales como Naomi Watts en ‘Faire Game’. Cinta en la que interpreta a una agente de la CIA cuya identidad fue expuesta por el gobierno como retaliación a un polémico artículo escrito y publicado por su esposo.

Otras, como Jessica Chastain, han jugado un papel importante en conflictos como la operación que terminó con la vida de Osama Bin Laden y algunas más han asumido riesgos impulsadas por la venganza o el patriotismo como Cate Blanchet en ‘Hanna’, Sophie Marceau en ‘Espías en la sombra’ o Carice van Houten en ‘Black Book’.

También hay quienes pertenecen exclusivamente al universo creativo de la ficción pura, como la Nikita de Anne Parillaud, cuya singular y dramática historia, estrenada en los 90, dio paso a otras versiones y hasta una serie de televisión. Y aunque aún no ha tenido la oportunidad de protagonizar su propia película, la mortal Natasha Romanoff se ha convertido en una de las más famosas espías del cine contemporáneo, desde que este personaje de las historietas de Marvel dio el salto a la pantalla grande de la mano de Scarlett Johansson, para unirse a Los Vengadores. Actrices talentosas y eficaces espías que han dejado su propia marca en un cine lleno de acción, intrigas y adrenalina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)