27 de octubre de 2017 00:05

Un festival revive el baile típico en pareja

Las piezas de baile que se mostraron durante el festival del año anterior incluyeron escenificaciones de la vida del pueblo afro. Todos usaron trajes tradicionales.

Las piezas de baile que se mostraron durante el festival del año anterior incluyeron escenificaciones de la vida del pueblo afro. Todos usaron trajes tradicionales. Foto: Cortesía Asociación Cultural Presencia Negra

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Marcel Bonilla
Redactor
(F-Contenido Intercultural)

Este viernes 27 de septiembre de 2017 se inicia la tercera edición del Festival Folclórico de Baile en parejas, en Esmeraldas, que este 2017 tiene el nombre de Petita Palma.

El objetivo de este encuentro cultural es rescatar la tradición de la danza a dúo en ritmos propios de la cultura afroesmeraldeña, como el andarele, caderona, fabriciano, torbellino o bambuco y otras danzas inéditas afros.

Este festejo también tiene como ejes el fortalecimiento de las tradiciones de la música ancestral y ser un aporte más para la etnoeducación, según los organizadores.

El nuevo nombre de esta cita es un homenaje a la trayectoria de Petita Palma, una reconocida artista afro famosa por su canto, versos y por apoyar a la formación de los nuevos folcloristas. La institucionalización de este espectáculo cuenta con el apoyo de la Casa de la Cultura de Esmeraldas.

El programa de baile se inicia a las 15:00 en la ciudad de Esmeraldas, con un reconocimiento a la labor de Palma como acto inaugural.

Pero la preparación para este festival, de las agrupaciones participantes, se inició hace casi dos semanas. Grupos como Cuero, Son y Pambil o Jolgorio Internacional -uno de los más antiguos de Esmeraldas- han preparado sus mejores danzas tradicionales.

Santiago Mosquera, director de la agrupación Jolgorio, se une a la organización de este festival para demostrar que la cultura afro “sigue viva” en la ‘Provincia Verde’. Recalca el apoyo de los jóvenes bailarines en un grupo que tiene más de 40 años de existencia.

Este festival también tiene un componente académico, porque permite explicar el proceso histórico del pueblo afro en América. Así lo explica el historiador y antropólogo, Xavier Vera, quien hizo un recuento de los primeros negros en Esmeraldas, desde Alonso de Illescas.

Vera expuso a las delegaciones lo importante que es conocer el origen de los instrumentos y el baile de los primeros afros, quienes danzaban en las cubiertas de los barcos mientras eran transportados desde África por la ruta trasatlántica.

El festival, que es también una forma de promover las manifestaciones culturales, tiene su origen en Colombia donde se realiza desde el año 2001. En Esmeraldas se lo hace desde el 2014. En ese entonces, los promotores contaron con apoyo institucional para montar el primer encuentro a favor de la cultura afro. La organización de este año está a cargo de la Asociación Cultural Presencia Negra.

En sus inicios, el festival se desarrolló solo con agrupaciones de música tradicional en Esmeraldas que enseñan danza, pero este año se abrió hacia los colegios de la ciudad, para una mayor integración.

En total, participan estudiantes de ocho colegios y bailarines -de todas las edades- pertenecientes a ocho agrupaciones folclóricas de Esmeraldas. Una de las novedades del Petita Palma es la presentación de tres parejas invitadas. Ellos vienen desde Tumaco-Colombia.

El director de la Asociación Cultural y Artesanal Presencia Negra, Adison Güisamano, explica que el encuentro del 2017 promete ser más demostrativo, debido a que en los anteriores se aplicó una modalidad tipo concurso.

Uno de los principales apoyos para la realización de esta cita viene desde la Casa de la Cultura. Su actual presidente, Yurqui Minota, espera que con esta convocatoria se sume más gente a la revalorización de las actividades culturales que se impulsan incluso desde el Conservatorio de Música y Danza en Esmeraldas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)