18 de enero de 2017 00:00

La comunidad afro se reactiva en Esmeraldas

Quienes participan son afroesmeraldeños de San Lorenzo, Muisne, Quinindé y Esmeraldas

Quienes participan son afroesmeraldeños de San Lorenzo, Muisne, Quinindé y Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2
Marcel Bonilla
Redactor
(F - Contenido Intercultural)

Sobre una mesa hay plátano, yuca, limones, zapallos, queso y huevos criollos. En un estante, figuras de hombres y mujeres afros, que evocan actividades relacionadas con el campo, en sus comunidades ancestrales del norte de Esmeraldas.

La Gran Manzana, centro de la urbe esmeraldeña, se convierte en el espacio para que afros y montuvios que habitan en los siete cantones de la provincia, muestren lo que producen y las habilidades manuales que poseen. Hasta allá llegan hombres y mujeres cargando todo lo que se da en sus zonas, para ser parte de la feria productiva y artesanal, que se hace desde hace cinco meses, con los afectados del terremoto del 16 de abril.

Quienes participan son afroesmeraldeños de San Lorenzo, Muisne, Quinindé y Esmeraldas, que decidieron unirse para vender productos que siembran en el campo, con la finalidad de reactivar la economía en la zona afectada.

Por eso se han organizado para exponer sus bienes a un menor costo. La población ayuda adquiriendo plátano, melón, sandía, toronja, maracuyá... Los habitantes de San José de Chamanga, Muisne, venden pescado y almejas.

En zonas afectadas como Muisne y Quinindé, habitan montuvios manabitas que se han sumado al trabajo de reactivación, llevando a las ferias una parte de su producción agrícola para ser vendida directamente al consumidor.

En la feria no falta la tradicional cocada esmeraldeña, que es elaborada en la población de Muisne. Los habitantes afros aprovechan la producción de coco de la zona para hacer cocada blanca y negra. Las empacan al vacío o en fundas para una mejor presentación.

María Segura, una de las participantes de la feria, produce entre 500 y 700 fundas de cocada, que vende hasta en USD 1, con lo que se reactiva económicamente durante las ferias.

Las mujeres del cantón Rioverde caracterizadas por la producción de conserva de banano y la elaboración de cocada blanca, también aportan con sus conocimientos ancestrales en la elaboración de recetas gastronómicas que tienen como base al coco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)