16 de julio de 2016 00:00

Esmeraldas muestra su diversidad

Las artesanías que representan a la cultura afroesmeraldeña son promocionadas en la ciudad de Esmeraldas.

Las artesanías que representan a la cultura afroesmeraldeña son promocionadas en la ciudad de Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Marcel Bonilla
Redactor
(F-Contenido intercultural)

Esmeraldas busca mostrar sus viejas tradiciones culturales y costumbres ancestrales, como parte de las festividades por los 196 años de independencia de la ­provincia, que se dio el 5 de agosto de 1820. Este año, la música del pueblo afroesmeraldeño, la danza y las décimas son el eje de las celebraciones, con las que se proyecta Esmeraldas.

El poeta Julio Micolta Cuero es uno de los activos decimeros de la ‘Provincia Verde’, él ha preparado un repertorio para los turistas, en una noche cultural en el malecón de la playa Las Palmas.

Se ha invitado a poetas y decimeros como Diógenes Cuero y Orlando Tenorio, para escuchar sus versos de amor. También versos que cuentan lo cotidiano, que hablan de la naturaleza y de los personajes mitológicos que enriquecen la cultura afro.

Uno de ellos es la décima a La Tunda, personaje mítico muy conocido en la cultura del pueblo afroesmeraldeño, así como el Duende y el Riviel, sobre los que se han escrito décimas y se han citado en canciones de los poetas.

La décima es una estrofa de 10 versos de ocho sílabas cada uno y de rima consonante. Entre las diferentes modalidades de la décima, que varían según su construcción y combinación de rima, está la espinela, usada por Micolta.

Durante este mes, se programaron presentaciones de varios grupos, como la de La Voz del Niño Dios, de la cantora Rosa Wila, a quien se le rinde homenaje con las jornadas culturales que se comparten en la ciudad.

Con ellos se dio inicio a las fiestas de Esmeraldas, que terminarán el 5 de agosto, con un desfile que estará matizado por ritmos ancestrales, como La Caderona.

“Ahora hay un mayor interés por conocer el arrullo y los alabaos, porque se trabajó en la difusión de la cultura del pueblo negro”, dice Benjamín Vanegas, de la agrupación Taribo, una de los impulsadores del folclor y la tradición.

Los arrullos son cantos cuyos temas preferentemente son religiosos. No siempre, pero en ocasiones se abordan los sufrimientos del pueblo negro o hechos relevantes en su historia de resistencia.

Por eso se hace un homenaje a una de las grandes exponentes de ese género, que es Rosa Wila, a quien se le hará un reconocimiento el 7 de agosto, en la ciudad.

Los grupos de danza afroesmeraldeña más sobresalientes realizan presentaciones para motivar a la población para conservar la cultura.

Jolgorio Internacional es una de las agrupaciones de músicos y danzantes, que estarán en el desfile náutico por el río Esmeraldas, con todas las arrulladoras; se presentarán el 31 de julio.

Su director, Santiago Mosquera, comenta que ha mejorado su repertorio con nuevas composiciones de ritmos tradicionales y atuendos coloridos. Nuestra imagen como agrupación debe decir mucho de la cultura nuestra, la que llevamos en la piel”.

Johanna Bennet, directora de Cultura del Municipio de Esmeraldas, dice que no solo la música de marimba y la danza tienen espacio en las jornadas culturales, sino también artesanías, gastronomía y los dulces ancestrales.

Los mejores platos serán exhibidos en la Plaza Cívica de Esmeraldas, desde el 1 de agosto. Entre los platos están encocaos de pescado, de camarón, de jaiba y de cangrejo con maduro, toyo, raya; y los cebiches de concha, camarón y pescado, que no faltan en la culinaria esmeraldeña.

La ganadora del festival gastronómico del año pasado, Mariana Quintero, prepara una fusión de mariscos, el nuevo plato que presentará a los participantes.

Los dulces, como el champús, arroz con leche, majaja de maíz, conservas de guayaba y muchín de verde maduro también son promocionados en esta temporada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)