10 de julio de 2015 14:50

La Escuela de Familias convoca a 700 educadores infantiles en Guayaquil

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) desarrolla la II Jornada Nacional de Desarrollo Infantil Escuela de Familias, para capacitar a los educadores de varios programas.  Foto: Gabriel Proaño/ EL COMERCIO.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) desarrolla la II Jornada Nacional de Desarrollo Infantil Escuela de Familias, para capacitar a los educadores de varios programas. Foto: Gabriel Proaño/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Elena Paucar
Redactora (I)

‘Un análisis conceptual del capitalismo’, ‘ser parte de la construcción de un modelo histórico transformador’, ‘la articulación de una Red de Educadores y su capacidad de incidencia en el fortalecimiento de los Comités de Familia’. Estos son algunos de los objetivos que se proyectaron en la pizarra de una de las aulas de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), en el noroeste de Guayaquil.

23 aulas de esta universidad se abrieron desde la mañana de este viernes 10 de julio para recibir a 700 educadores del país, quienes son parte la II Jornada Nacional de Desarrollo Infantil Escuela de Familias, organizada por el Ministerio d e Inclusión Económica y Social (MIES).

Los educadores laboran en los Centros Infantiles del Buen Vivir (CIBV), en la modalidad Creciendo con Nuestros Hijos (CNH) y como técnicos de Acompañamiento Familiar del MIES y recibieron capacitación como parte de este programa bajo el lema ‘Pensando en grande por los más chiquitos’.

Antes de llenar los salones, los participantes asistieron a la inauguración en el coliseo de la Espol. Luego de bailes típicos y presentaciones artísticas, la ministra de Inclusión Económica y Social, Betty Tola, explicó que mediante estos talleres se abrirán espacios de diálogo y compromiso sobre la corresponsabilidad de las familias y la comunidad en la crianza de hijos e hijas.

“Este es el Gobierno que hace una apuesta por las grandes mayorías”, dijo. Y destacó que 120 000 padres y madres se involucraron en las Escuelas de Familias.

El gobernador del Guayas, Julio César Quiñónez, también asistió. Durante el acto fue nombrado embajador de la campaña ‘Buen trato a la niñez’. En su discurso aseguró que “con educación podemos eliminar también brechas sociales”.

El taller concluirá en este sábado 11 de julio. Uno de los primeros temas de la agenda del día fue el análisis de “la realidad nacional, concentración de la riqueza, equidad y justicia social”, como explicó Raúl Yumiquimba, uno de los facilitadores. En cada salón se reunieron 35 educadores de ciudades como Cuenca, Esmeraldas, Babahoyo, Quito, Otavalo…

Alicia Borja llegó desde Tulcán, Carchi. Ella es coordinadora del CIBV del Valle del Chota, donde atienden a 60 niños. “En algunas familias todavía se piensa que castigar al niño es pegarle o insultarle. Pero las correcciones se tienen que hacer con amor. Tenemos que enseñarles a educar, para que esa violencia no se trasmita de generación en generación. Esa es nuestra misión”.

Miriam Trejo llegó con una delegación de Imbabura. Es parte del programa Creciendo con Nuestros Hijos (CNH) y asiste a 60 niños del sector rural de Bellavista de San Antonio, en el cantón Ibarra. “Con las jornadas del año anterior hemos visto el desarrollo integral de las familias con la estimulación temprana, la corresponsabilidad, el buen trato y la nutrición (…). Se ha logrado un 100% de participación con los padres de familia”.

El tema central de este nuevo taller apunta al buen trato de los niños, como parte de la campaña ‘Trato hecho, al buen trato todos tenemos derecho’, que promueve el MIES. El objetivo es conseguir un entorno amigable, cordial, respetuoso y sustentado en derechos que permita un adecuado desarrollo entre niños y niñas.

La sicóloga educativa Rosa Garzón trabaja en la cooperativa Gregorio I, bajo la modalidad CNH. En esta zona urbanomarginal del cantón Durán (Guayas) atiende a 60 pequeños de entre 0 y 3 años. Su meta, dice, es mejorar la convivencia en las casas que visita continuamente. “Aquí aprendemos las técnicas necesarias para acercarnos a las familias, llevarlas a la reflexión y motivarlas a un cambio hacia el trato dentro del hogar”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)