6 de octubre de 2014 11:33

Escribir a mano: una costumbre en extinción que mejora el aprendizaje 

Escribir a mano es una costumbre que se está olvidando con el uso de tecnologías. Foto: Patricio Terán/ El Comercio

Escribir a mano es una costumbre que se está olvidando con el uso de la tecnología. Foto: Patricio Terán/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 0
Paula Leighton. El Mercurio de Chile, GDA
Logo GDA

Estudios indican que tomar el lápiz es clave para desarrollar habilidades cognitivas y motrices. Sin embargo, el teclado podría estar cambiando las cosas.

¿Hay realmente un motivo de alarma? En los últimos años, numerosos investigadores se han abocado a identificar los beneficios de escribir a mano. Varios concluyen que con su uso en retirada, se perderían beneficios a nivel cognitivo y motor.

Primeros años

Un estudio realizado en la Université Paul Sabatier (Francia) encontró que los niños que aún no sabían leer eran mucho más hábiles reconociendo letras que habían trazado ellos mismos, en comparación con aquellos que las habían tipeado en un teclado. "Escribir a mano involucra señales de distintas fuentes, como visión, comandos motores y kinestésicos, lo que no ocurre al tipear", según Marieke Longcam, autora principal del estudio.

Investigadores de la U. de Indiana (EE.UU.), que observaron la actividad cerebral de preescolares mientras veían imágenes de letras, detectaron que zonas asociadas a la lectura y escritura se activaban solo cuando veían letras que poco antes habían dibujado o pintado. En otro estudio con niños de 2°, 4° y 6° básico, la psicóloga Virginia Berninger, de la U. de Washington, observó que los que escribían a mano anotaban más palabras, lo hacían más rápido y expresaban más ideas que quienes usaban teclados. Según Berninger, esto se debería a que al hacer trazos secuenciales con la mano para formar una letra se activan regiones del cerebro involucradas en el pensamiento, lenguaje y memoria.

Juan Antonio Fernández, profesor especializado en lectoescritura, ha visto en sus alumnos otros beneficios cuando la formación inicial da relevancia al desarrollo de una escritura a mano legible, en especial cuando se practica la letra ligada, en contraposición a la imprenta. "Ayuda a agilizar la motricidad fina y se convierte en una herramienta de comunicación que ayuda a estructurar la presentación del pensamiento". Esto, agrega, incluso repercute en una mejor autoestima.

Empuñar el lápiz en la vida adulta también tendría sus ventajas. Investigadores de las universidades de Princeton y California en Los Ángeles compararon el aprendizaje de universitarios que tomaron apuntes a mano durante una conferencia con el de otros que lo hicieron tecleando en sus notebooks. Si bien no hubo mayor diferencia en la retención de datos entre ambos grupos, los que usaron lápiz y papel lograron un mayor desempeño al responder preguntas que requerían sintetizar, resumir o contrastar ideas que se habían dicho en la conferencia. Según los autores, esto se debería a que tomar apuntes a mano obliga a enfocarse en lo más relevante y sintetizar las ideas que se exponen, mientras que al tipear se tiende a hacer una transcripción al pie de la letra sin mayor reflexión.

Comunicar tipeando

Pero no para todos los expertos hay un problema en que esos beneficios vayan en retirada.

"Es posible que al dejar de escribir a mano perdamos ciertas habilidades, pero al escribir en computador también estamos ganando otras, que interpelan a toda la sensorialidad en un lenguaje multimodal, porque puedes recurrir a sonido, texto, imágenes", sostiene Lorena Medina, doctora en psicología del aprendizaje e investigadora del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación, de la U. Católica.

Romualdo Ibáñez, jefe del Dpto. de Lingüística de la U. Católica de Valparaíso, en tanto, considera que "a estas alturas, la escritura a mano es más bien algo romántico". Entre los alumnos de educación media y superior, fundamenta, prima tomar nota en soportes digitales. "Y las nuevas formas de enseñanza también han cambiado las estrategias para tomar nota: las clases se graban o se anota información que complementa lo que ya está en un Power Point o un apunte de clases".

Si la primacía de lo digital por sobre la escritura a mano hace que los estudiantes de hoy tengan un mejor o peor desempeño que los del pasado, es una pregunta abierta. "La neurología está llena de ejemplos de conductas adaptativas que se perdieron porque dejaron de ser lo útiles que eran antes", sostiene el doctor Juan Francisco Cabello, neurólogo de la Clínica Las Condes. Si la escritura a mano se convierte en un nuevo caso, solo estudios a largo plazo lo dirán, concluye.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)