2 de diciembre de 2015 17:06

Un erotismo contenido inspirado en la gráfica japonesa marca trabajo de Budoka

La artista ecuatoriana Carla Sánchez exhibe, bajo el seudónimo Budoka, una colección de pinturas, acuarelas, serigrafías, litografías, bocetos y objetos de cerámica. La muestra ‘El mundo flotante’ permanecerá abierta hasta el 20 de enero del 2016, en el M

La artista ecuatoriana Carla Sánchez exhibe, bajo el seudónimo Budoka, una colección de pinturas, acuarelas, serigrafías, litografías, bocetos y objetos de cerámica. La muestra ‘El mundo flotante’ permanecerá abierta hasta el 20 de enero del 2016, en el MAAC, en Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Alexander García

Entre la estética de los ukiyo-e, antiguos grabados de Japón, y el manga, historieta de la cultura pop japonesa, la artista ecuatoriana Carla Sánchez presenta -bajo el seudónimo de Budoka- una colección de piezas que abordan de forma austera el erotismo.

Ukiyo-e se traduce como ‘pinturas del mundo flotante’, concepto que le presta el título a una serie de 33 obras, entre pinturas, acuarelas, serigrafías, litografías, bocetos y objetos de cerámica.

La exposición ‘El mundo flotante’, que será inaugurada este jueves 3 de diciembre en el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) de Guayaquil, corresponde a un cuerpo de trabajo que la artista produjo entre Reino Unido, Japón y Ecuador. Y conecta con esas geografías, aunque la línea de trabajo de la autora siempre estuvo relacionada con el manga o los cómics japoneses.

“La estética del ukiyo-e es un tanto ligera, con una línea gráfica muy fina, y trata temas como el paisaje y la representación humana, pero con muchos ejemplos del tema erótico, pues la pornografía se hizo por mucho tiempo en estos grabados de madera”, explicó Carla Sánchez (Quito, 1985), quien los últimos dos años estudio bellas artes en Reino Unido y realizó una residencia artística en Japón.

El sexo y el desnudo hacen parte de tintas chinas, dibujos y litografías de ‘Budoka’, un término que designa al practicante del Budo o artes marciales.

En una serie de tintas chinas, la artista emparenta la técnica de la caligrafía japonesa (la tinta china sobre papel de arroz) con la búsqueda de formas básicas eróticas, que evoca a partir del círculo.

Una serigrafía presenta una viñeta de una mujer desnuda, acostada en posición fetal en un paso peatonal, con un hombre que llega a desaprobar su acción.

“Me interesa mucho este tema y es parte de mi investigación; cómo se lleva la sexualidad en distintas culturas. En Japón se tienen unas ideas muy conservadoras de las formas de asumir la sexualidad, eso -al final- se filtra y produce una gráfica popular que se ve reflejada en el manga porno, cosas muy exageradas, fetichistas y exóticas”, explica Sánchez.

La muestra que será inaugurada este jueves 3 de diciembre, a las 19:00, incluye además tres figuras de cerámica que la artista produjo durante su estancia en la Universidad Cardiff Metropolitan, en Gales. La exposición permanecerá abierta en la sala de Arte Contemporáneo del MAAC (Malecón y Loja) hasta el próximo 20 de enero del 2016.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (3)