27 de enero de 2017 14:45

Ernerto Carrión rinde homenaje a su adolescencia en Guayaquil en premio Casa de las Américas

Carrión (Guayaquil, 1977) dice que la obra es un homenaje a su propia adolescencia marcada por la música de MTV y por bandas de rock como Nirvana.

Carrión (Guayaquil, 1977) dice que la obra es un homenaje a su propia adolescencia marcada por la música de MTV y por bandas de rock como Nirvana. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 10
Alexander García
Redactor (I)

Incendiamos las yeguas en la madrugada’, novela del escritor ecuatoriano Ernesto Carrión, que obtuvo este 26 de enero el premio Casa de las Américas 2017, sigue la historia de cinco amigos adolescentes en el Guayaquil de los 90, y su tránsito entre ciudadelas del sur, billares, prostíbulos y experiencias con las drogas.

Carrión (Guayaquil, 1977) dice que la obra es un homenaje a su propia adolescencia marcada por la música de MTV y por bandas de rock como Nirvana. La obra, con elementos de novela negra y novela psicológica, expresa un mundo de “marginalidad y violencia”.

De hecho, el suicidio de Kurt Cobain (1994) marca el final de una historia que sigue por tres años la vida de los amigos adolescentes, hasta sus 17 años, en una obra que bebe de la vida del propio autor. “A pesar de que esta es una novela de ficción, los personajes antes de eso fueron personas”, dice Carrión.

El escritor guayaquileño se declaró “abrumado y feliz por el premio” y destacó el hecho de que una historia tan local haya podido conectar con un jurado y una realidad latinoamericana.

El jurado del premio, al que se presentaron 400 obras, destacó que Carrión logró un crudo retrato social cuya intención no es sólo sondear un paisaje urbano estratificado y violento, sino que también consigue otorgarle al relato una estructura dinámica con zonas de suspenso bien administradas y personajes verosímiles.

“Todo ello arroja luces sobre una situación humana observable en todo el continente”, agrega el acta de premiación. “Me parece importante el premio, porque la narrativa ecuatoriana necesita abrirse espacio a una literatura mucho más arriesgada, que no tenga que convencer a editoriales tradicionales”, dice Carrión a EL COMERCIO.

El libro, de 190 páginas, está narrado de una forma no tradicional, según el autor; haciendo uso de ‘capsulas’ o ‘fotografías’ de la historia de los cinco protagonistas. “No creo en los estilos literarios, creo que cada libro es una aventura nueva para aprender a escribir. Cada libro para mí es un nuevo viaje hacia lo que puedo hacer con el lenguaje. Y una manera de poder rescatar cierta memoria, cierta parte de mi vida”, agregó Carrión.

Se trata de la sexta novela del escritor guayaquileño, que dedicó 16 años de su carrera a la poesía y dice que sigue aproximándose a la narrativa desde un enfoque poético. El autor prepara para el próximo mes de febrero el lanzamiento de su novela ‘Cursos de francés’, que en noviembre del año pasado obtuvo el primer premio del IV Concurso Nacional de Literatura Miguel Riofrío de Novela.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (2)