25 de December de 2010 00:00

El equipo ortopédico también se alquila

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción Sociedad

Su madre lo encontró en el piso del patio de la casa llorando. El niño se quejaba de un dolor intenso en la muñeca de su mano derecha. Segundos antes había subido a un árbol de babacos para jugar, pero una rama cedió y él se cayó.

Juan Amores, de 10 años, fue trasladado a una casa de asistencia médica y ahí los médicos confirmaron que tenía una fractura. Le recetaron medicamentos para el dolor y le inmovilizaron la muñeca. No podía hacer movimientos bruscos durante tres meses, hasta que los huesos vuelvan a unirse.

Un especialista le recomendó que use una muñequera ajustable, durante la rehabilitación cuyo precio oscila entre USD 5 y USD 20, según el tamaño y la calidad del material.

La madre acudió a centros especializados en Quito y se encontró con una variedad de productos para personas con discapacidad parcial o permanente.

En el mercado se encuentran férulas (estructuras de hierro) para inmovilizar un dedo específico de la mano, el codo, la muñeca o el hombro. También hay muletas para alguna lesión en las piernas, silla de ruedas, andadores, adaptadores de baños, etc.

Quienes no deben usar estos aparatos por mucho tiempo pueden alquilarlos. Los precios varían según el tipo y el material de estas ayudas técnicas.

También existen lugares, como la Fundación Hermano Miguel, en Quito, donde se construyen los implementos de acuerdo con las necesidades de los pacientes.

Verónica Suárez, representante de la institución, asegura que las personas de escasos recursos pueden solicitar descuentos o la exoneración del precio de los artículos. Para ser un beneficiario se debe justificar que no se cuenta con los recursos necesarios.

“En promedio, cada año, 30 personas reciben prótesis, silla de ruedas u otro aparato sin costo. A otros, en cambio, se les cobra solo el precio de la elaboración o de importación si fuera el caso”.

El Patronato de Sanidad Militar, que funciona en el Hospital Militar de Quito, es otro punto de ayuda. Cuenta con camas ortopédicas, sillas de ruedas, muletas axilares, entre otros.

Los artículos pueden alquilarse desde 15 días máximo un año. Se entrega una garantía cuyo valor varía según el aparato.Por una silla de ruedas, por ejemplo, se debe entregar USD 250 y el pago mensual es de USD 12.

En el sitio también se receptan donaciones de artículos que ya no vayan a ser utilizados por sus propietarios y que se encuentren en buenas condiciones. Los técnicos de la institución se encargan de hacer una prueba de valoración previa al producto.

La Cruz Roja también cuenta con un banco de ayudas técnicas que funciona en el norte de Quito. Además de los artículos también provee servicios de traumatología, fisioterapia y rehabilitación física de niños y adultos mayores a precios más bajos que en el mercado.

Nueve consejos

Si no elige un aparato que se ajuste a sus necesidades puede tener complicaciones, como úlceras por presión, deformidades y contracturas articulares, lesiones nerviosas periféricas y caídas.

Las sillas eléctricas se reservan fundamentalmente a aquellas personas que carecen de suficiente fuerza en sus miembros superiores para propulsarse, de lo contrario es mejor ejercitar los brazos.

Tome en cuenta las características del lugar donde va a utilizar el artículo. No es lo mismo una silla para interiores que una de espacios abiertos. Las sillas para las zonas rurales deben tener otras propiedades.

El material con el que esté elaborado el producto influirá en el peso que el paciente deba levantar a la hora de utilizarlo. Visite varios lugares y compare precios antes de tomar una decisión de compra.

Exija un estudio minucioso de la prótesis para extremidades y asegúrese que cumplan con las indicaciones dél médico. Es importante que las medidas sean exactas para evitar otro tipo de percances.

Antes de comprar un artículo verifique que no tenga fallas de fábrica: rasgaduras, piezas queno hayan sido adheridas de forma óptima y sellos de calidad. Averigüe sobre las garantías que ofrecen los centros.

Cuando alquile una ayuda técnica haga que el proveedor detalle las condiciones del artículo por escrito y que se incluya cualquier falla que pudiera tener. Realice una mantenimiento constante del aparato a su cargo.

No permita que personas ajenas a usted manipulen o utilicen las ayudas técnicas, especialmente las muletas. Podrían perder su figura y dejar de funcionar.

Asegúrese de usar el artículo adecuado. Pida a un especialista que defina cuál es la ayuda técnica que más sirve para su caso.

Tres sitios para alquilar los implementos

La Junta Provincial de Pichincha de la Cruz Roja Ecuatoriana. Está en la calle Cochapata E11-10 y José Abascal (El Batán), en el norte de Quito. Cuenta con muletas, sillas de ruedas, camas hospitalarias, andadores, etc. Teléfono:(02) 2257 820.

El Patronato de Sanidad Militar está en el Hospital Militar de Quito (Av. Patria y Gran Colombia). La entidad, sin fines de lucro, tTiene a disposición , sillas de ruedas, andadores, muletas axilares y muletas canadienses. El ente también recibe las ayudas técnicas reutilizables de personas que hayan superado su discapacidad temporal. Llame al: (02) 2228 657.

La Fundación Hermano Miguel, ubicada en la calle Colimes N41-182 y Av. Río Coca (norte de Quito) elabora artículos a precios módicos o los subsidia si las personas son de escasos recursos económicos.Llame al

(02) 3341 600.

 

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)