28 de June de 2010 00:00

El rock sonó en Ambato en el Larva Fest

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Centro

La diversidad cultural representada por seis géneros del rock reunió el sábado a decenas de jóvenes en el Festival Inti en Ambato. Desde las 15:00 llegaron al teatro al aire libre Ernesto Ponce, que es similar a una concha acústica, ubicado en el barrio Bellavista.

La música empezó a sonar a las 16:00 con la agrupación gótica ambateña Justicia para Pecadores. Tocaron durante 30 minutos. Los asistentes poco a poco empezaron a mover su cabeza de un lado a otro suavemente.Pan de Agua, el segundo grupo, empezó a tocar a las 17:30. Jorge Cobo, vocalista, inició la presentación, recordando que este es un espacio para compartir diferentes gustos. Dijo que se deben romper fronteras empezando desde las que existen entre los géneros musicales y que se debe respetar las diferentes cultural.

Su segunda canción, llamada Ecuador, hizo que el público se pusiera de pie y saltaran moviendo los brazos. Muchos bajaron a las primeras gradas del teatro al aire libre para estar más cerca del escenario. Sonaban dos trompetas, un rondador, la batería, dos guitarras y el bajo.

En el coro, los 10 integrantes de la banda cantaban a una sola voz “yo viviré contigo siempre, mi amor Ecuador. Pacha Mama'”. Los asistentes coreaban la canción que han escuchado desde hace casi 10 años, que tiene Pan de Agua. La agrupación tocó por 30 minutos y regaló dos canciones más al final a sus fanáticos.

Juan Vásconez los miraba desde la cuarta grada, mientras saludaba a más de un conocido. Él organizó el concierto con el fin de demostrar que los roqueros están unidos por el respeto y la diversidad de culturas. “Pocas veces se puede ver a músicos y fanáticos reunidos de varios gustos musicales. Pero si se puede y así lo hemos demostrado”.

Vásconez es el impulsor del concierto Larva Fest que se celebra anualmente desde hace más de cinco años. Este año organizó el acto con el fin de que coincida con la Fiesta de la Música y con el Inti Raymi, la fiesta del sol en las comunidades indígenas.

La noche llegó y con ella la luna llena y las luces de la capital de Tungurahua. Se presentaron Mutilated Christ y Los de Fuego, también agrupaciones ambateñas. Con las horas el graderío del teatro se fue llenando.

Distimia mostró los sonidos guturales de Orlando Altamirano. Esta agrupación, que tiene dos años de existencia, toca death metal. Ellos tocaron por 30 minutos y el público bailo mosh.

Finalmente, se presentó Ángel Caído, que está conformada por dos ex integrantes de la banda Heavy Basca. Ellos llegaron desde Cuenca para deleitar a los roqueros ambateños con sonidos progresivos en heavy metal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)