12 de May de 2014 17:49

Revise un decálogo de ejercicios para la voz

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

El artista de la voz está en constante aprendizaje. Su instrumento principal tiene cuidados especiales y un tratamiento igual que cualquier otro instrumento que necesite afinación. A continuación algunos ejercicios permitirán tanto a expertos como a cantantes amateurs calentar su voz y relajar su cuerpo para recorrer el camino musical.

  1. Hombros relajados y respiración. Este ejercicio ayuda a controlar la respiración y relajar el cuerpo. Se comienza por levantar los hombros hasta envolver el cuello y se mantienen en esta posición por 15 segundos. Ihalar profundamente y soltar todo el aire al mismo tiempo que se baja los hombros. Realzar este ejercicio hasta sentir que no existe tensión en el cuerpo.
  2. Ejercicios vocales. Los que se suele mandar a los estudiantes de canto -cuando el alumno no toca un instrumento- son ejercicios más libres, para calentar la voz y despertar los resonadores frontales. Uno de ellos, es el ejercicio de hacer un sonido nasal constante.
  3. Ejercicio vocal con letras. Algunas letras son bastante útiles para el relajamiento muscular de la boca. La repetición de la letra ‘R’ hace vibrar la lengua y permite evocar sonidos que calientan las cuerdas vocales.
  4. Relajamiento de labios. Conocido como ‘lip roll’ en inglés este ejercicio sencillo permite aflojar los músculos del rostro. Consiste en mantener los labios juntos mientras se intenta expulsar aire por la boca.
  5. Ejercicios faciales. Ejercicios que permiten articular mejor las palabras para que se comprenda lo que se trata de decir. Se utilizan los dientes, mandíbulas, la lengua y los labios. Se puede comenzar por encoger el rostro -como si se hubiera ingerido un limón- y luego se continúa abriendo lo que más se puede la boca, la mandíbula y los ojos y repetir varias veces.
  6. Evocar sonidos. Sonar como una sirena de ambulancia permite experimentar y pasar por todo el registro vocal de la persona. De esta forma se explora sobre cómo funciona la respiración en los tonos agudos, graves y se siente vibraciones en la cara o el cuerpo, que permitirán ir relacionándolas con los sonidos.
  7. Evocar sonidos II. Al evocar constantemente sonidos como zumbidos –por ejemplo ‘hum’- se puede expandir el rango vocal. El zumbido hace la voz más rica y amplia. También permite que las vibraciones de sonido den un tono más redondo, completo.
  8. Cantar con el mismo tono de voz. Algunos especialistas han desarrollado técnicas que ayudan a cuidar la voz. Seth Riggs por ejemplo se ha enfocado en el ‘Speech Level Singing’ (Cantar al nivel de voz de una conversación). Una técnica que según el cantante y docente de música, Carlos Grijalva, se utiliza la voz lo más cómodamente posible. Para esto se relaja la voz y el cuerpo y se canta desde una posición donde el otro puede escuchar, sin gritar ni elevar el canto por sobre el nivel de la voz hablada.
  9. En casos de gripe. Para Mariela Espinosa –cantante y ‘coach’ vocal- lo mejor que se puede hacer – además de descansar- es beber agua de jengibre todo el día. Este ingrediente desinflama y desinfecta la garganta y es un remedio muy sencillo de preparar en casa.
  10. Preparación previa para la respiración. Para los cantantes realizar actividades que cultiven la respiración puede ser beneficioso. Ejercicios físicos como el yoga que ayudan a concentrarse en la respiración pueden resultar muy útiles al momento de iniciar ejercicios vocales.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)