25 de July de 2010 00:00

La pasión por el rock and roll se mantiene

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

Al ritmo de la música de Billie Halley, un ícono del rock and roll, el cuencano Felipe Carrasco, de 51 años, bailaba en su estudio de música. El martes pasado mostraba los pasos de baile que ejecutaba cuando era adolescente.

Carrasco era parte de la jorga que tenía por nombre El Cenáculo, en honor al barrio donde vivían. Con sus amigos solían ir a las fiestas que se realizaban en las casas y que duraban de 14:00 a 18:00. El ritmo principal era el rock and roll.

Sonríe al decir que hasta ahora es un set obligatorio en las celebraciones de sus amistades. Este ex jugador del Deportivo Cuenca en los años 70, usaba zapatos de plataforma en las fiestas. También pantalones de bastas anchas con una correa de hebilla grande.

Tenía patillas largas que eran retocadas en la peluquería Moderna, ubicada hasta la actualidad en el Centro Histórico de Cuenca.

Él imitaba el corte del cantante Elvis Presley, que estaba de moda en los años setenta.

Carrasco guarda en su baúl un Long Play (LP) de los The Beatles, que son un referente del rock and roll. Recuerda que el primer disco le regaló su hermano Vicente. No solo colecciona LP, también tiene cuadros de los artistas, CD, enciclopedias y libros como de Richard Carlin, titulado Rock and Roll 1955 y 1970.

En esos libros conoce la historia de cada canción y de los artistas. A Carrasco le gusta indagar la vida de esos personajes, por ello compra frecuentemente discos y artículos relacionados con esa música en el país y en el exterior.

En la casa del cuencano, Gustavo Cardoso, de 53 años, también se atesoran los recuerdos del rock and roll. Tiene una colección de 600 discos de rock, parte de ellos los compró cuando estuvo de intercambio en 1973, en EE.UU.

Es aficionado de la música desde los 11 años y aumentó cuando estuvo en EE.UU. Se emociona cuando recuerda que en su juventud bailaba con los tocadiscos que había en las casas y que imitaban los pasos de la película ‘Fiebre de sábado por la noche’.

También había concursos en colegios o en las pocas discotecas que existían en la ciudad como La Cava, que estaba en los altos del Hotel El Dorado.

Esta pasión por el rock and roll le llevó en el 2000 a fundar radio Antena Uno. Ahora conduce el programa 1001 discos que es un espacio para temas clásicos.

En la pared de una habitación de su casa tiene discos enmarcados. En este espacio se reúne permanentemente con sus amistades para escuchar temas clásicos del rock de artistas como Chuck Bery, Jerry Lee Lewis'

Otro espacio para el rock en Cuenca es Polo Exclusividades. Su dueño, Juan Polo, vende lámparas, relojes de pared y cuadros alusivos a ese género. Incluso un teléfono de Elvis Presley, que al timbrar suena su música.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)