16 de April de 2014 13:47

Los nuevos discípulos metaleros de Jesucristo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Espectáculos

Muchas bandas de metal han sido calificadas como satánicas. Sus integrantes han expresado abiertamente su filosofía anti-cristiana, que muchas veces es confundida con el ateísmo.

Si bien existen bandas de Black Metal con mensajes oscuros, la mayoría de grupos utiliza  símbolos y analogías pertenecientes a antiguas culturas paganas, que ni siquiera tenían un concepto del satanismo actual.

A pesar de la fama de satánicos que se han ganado muchos roqueros, algunos se han convertido en siervos del cristianismo.

El vocalista de la banda Megadeth, (Dave Mustaine) que se presentará el martes 22 en Quito, se convirtió en un 'cristiano renacido' desde el 2002.

Tan dura fue su influencia religiosa, que durante un tiempo se negó a compartir escenario con bandas que él consideraba satánicas. En un libro de memorias, el músico señaló que cuando fue salvado, había ciertas cosas que no entendía.

Al fin consiguió suavizar un poco su postura cristiana, tocando incluso con Slayer (banda de trash metal). “He pasado mucho tiempo tratando de sentirme cómodo en mi nueva piel de cristiano”, explica Mustaine en su libro. Al final, declara que no fue hasta el 2005 cuando encontró el equilibrio en su vida espiritual y artística.   

Después de años de adicción a los estupefacientes, Brian 'Head' Welch,  guitarrista de Korn, se dio cuenta de que no podía seguir en la banda. La revelación vino después: “Realmente quería que Dios me ayudara con mi adicción a las drogas".

[[OBJECT]]
Brian 'Head' Welch, guitarrista de Korn (d) durante su presentación en Quito. Foto: Archivo
 
Welch rezaba: "Jesús, si existes, ayúdame con mi adicción’. Al final sentí que entraba en mi vida y fue entonces cuando todo cambió”.

Aunque el mítico cantante Alice Cooper manejó de forma maestra el satanismo en su marketing profesional, su figura originalmente ha tendido a alejarse de hablar públicamente sobre sus creencias religiosas.

En los últimos años ha sido bastante expresivo acerca de su fe como un cristiano convencido y ha dicho que: “Beber cerveza es fácil. Ensuciar la habitación del hotel es fácil. Pero ser cristiano es una decisión difícil. Esa es la rebelión de verdad”.

Las cambios bruscos de creencias religiosas no son nuevos en los géneros musicales.

La cantante Madonna se inició en la religión judía y los Beatles viajaron la India, donde recibieron su influencia musical y espiritual.    

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)