27 de April de 2014 12:40

La noche quiteña se vistió de puro tango

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ayer, sábado 26 de abril  fue la cita con el grupo Argentina Tango Review. Los tangueros presentaron un show lleno de canto, baile y músicos en vivo. El escenario del Teatro Nacional de la CCE estuvo casi lleno.

A las 20:00, aparecieron cuatro músicos, elegantemente vestidos. Cada uno tocaba un instrumento del género tanguero y milonguero.

Primero se escuchó un acordeón, que luego fue acompañado del piano,  un chelo y violín. La música instrumental fue el preludio de la presentación de la cantante Vanesa Quiroz.

Con su fina estampa, su voz traspasaba las cortinas rojas del telón. Mientras cantaba, se podía distinguir un acento argentino bastante particular. Al final de su primera presentación, el piano la acompañó con unas notas altas y sonoras.

Luego fue el turno de los bailarines. Una pareja se colocó en el centro del escenario. El hombre vestía un sobrio terno negro, mientras la mujer dejaba ver sus largas extremidades inferiores, envueltas en un vestido rojo que tenía un corte hasta la rodilla.

Los pasos elevados y casi acrobáticos tangueros no se hicieron esperar: piernas hacia arriba y movimientos entrecruzados de ambos. El público miraba a la pareja argentina, casi hipnotizado.

Al final, la coreografía ganó más dinámica y los pasos se volvieron ‘bruscos’ y sensuales. Medias vueltas por todo el escenario. Al final, la chica desgonzada en el piso y el hombre sosteniéndola de la cintura. Inmediatamente, los aplausos retumbaron el teatro.

El espectáculo seguía sin interrupciones. Una luz iluminó al cantante Esteban Riera. El artista se dirigió al lado izquierdo del escenario y gesticulando con sus brazos, empezó a interpretar piezas inmortales de Enrique Santos Discépolo.

Nuevamente, fue el turno del baile tanguero que surgió de los barrios bajos, para apoderarse del gusto mundial. Esta vez, la mujer tomó la iniciativa y se pegó al cuerpo del hombre. El varón tomó a la dama y la arrastró- de forma un poco brusca- por el piso, hasta el centro del escenario iluminado con una luz roja y tenue.

Una segunda pareja apareció en escena y siguió el ejemplo de sus compañeros. Los cuatro bailarines se juntaron para seguir  con sus pasos sincronizados.

El escenario se vistió de gala, cuando los músicos y cantantes se unieron en un solo acto. Vanesa Quiroz y Esteban Riera cantaron el tema El día que me quieras. Esta vez, sus voces sonaron más sinfónicas y apasionadas. Su tono subió y se empataron con el típico sonido del tango.

Los aplausos del respetable hicieron que los músicos canten varias piezas de Carlos Gardel, Alfredo Le Pera, Homero Manzi y Astor Piazzolla.

Sin duda, el pianista fue el más apasionado y demostró que este ritmo (tango) se lo toca con toda el alma.

Al final, todos los artistas de la compañía Argentina Tango Review se tomaron de las manos y se despidieron de los quiteños.

La gente se levantó de sus asientos para festejarlos con sonoros aplausos, también contagiada con ese baile sensual y provocativo llamado, tango.          

        

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)