17 de March de 2014 00:02

El mundo detrás de los versos de Metallica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1

Muchas veces se obvia que grupos como Metallica son, aparte de compositores, también escritores de los versos que acompañan a sus eléctricos sonidos. En el caso del grupo que tocará en Quito por primera vez mañana, 18 de marzo, el principal letrista de estas canciones es el guitarrista y vocalista James Hetfield, aunque también se le atribuyen líneas al baterista Lars Ulrich y a Dave Mustaine, exintegrante y actual líder de Megadeth.

Si cabe el término, la poética del grupo en el repertorio del Bicentenario abarcará diversos tópicos, la mayoría de ellos de carácter sórdido, lúgubre o simplemente fuera de la convención de la música pop. El uso de estas simbologías proviene de una tradición que se remonta a la lírica del blues norteamericano, la cual se basaba en gran medida en la alegoría del sufrimiento humano. Esa idea se retomó con más elementos disonantes a partir de los 70 en el metal.

Afín a la tradición de la música pesada, los grandes temas de Metallica son la muerte, la guerra, la religión, el medioambiente y la justicia (o falta de ella). La mayoría de estas letras están basadas en experiencias del mismo Hetfield como en el tema Master of Puppets, una obra que pinta a una deidad manipuladora en respuesta a las convicciones religiosas que mataron a su madre (su religión le prohibía tomar medicinas).

También están las reinterpretaciones de películas (One se inspiró en la cinta bélica de 1971, 'Johnny cogió su fusil', de Dalton Trumbo), de libros (For Whom the Bell Tolls de la novela homónima, 'Por quien doblan las campanas', del también cronista de guerra Ernest Hemingway) e incluso de pasajes bíblicos (Creeping Death cuenta la historia de la peste que según el libro del Éxodo habría matado a los primogénitos de todo Egipto).

El estilo de la pluma de Hetfield puede llegar a ser simple y sin mayores recursos literarios como en Whiplash, canción en la que se describe literalmente el ambiente de un concierto de Metallica sin mayores luces líricas. Sin embargo, también existen versos de corte más intricado como en la balada The Unforgiven.

En esta pieza del álbum negro de 1991, la narrativa tiene relación con obras literarias como 'Brave New World' ('Un mundo feliz', de Aldous Huxley y '1984' de George Orwell en donde las metáforas sirven para dibujar una sociedad tipo matriz, la misma que controla la vida de los humanos que no tienen opción de escapatoria.

La composición más polémica del grupo, no obstante, es Fade to Black. En esta canción de 1984, el personaje principal reflexiona sobre la futilidad de la vida antes de tomar la decisión de suicidarse. Hetfield ha deslindado la posibilidad de que el tema sea una oda o una apología del suicidio aunque reconoce que en esos días, él y Ulrich estaban "fascinados con la muerte" como tema.

En esta obra en particular cabe mencionar que después de una serie de versos que justifican el término de una vida hay una en particular que le da cierta luz a la historia: "Nadie más que yo puede salvarme... pero es demasiado tarde". Lo anecdótico detrás de esto es que se escribió después de que el amplificador de Hetfield fuese robado. Era el primer equipo que él tuvo y tenía mucho valor sentimental para el músico.

Probablemente, la canción más popular del listado de canciones que Metallica interpretará en Quito sea Enter Sandman. La misma se basa directamente en el personaje creado por el escritor alemán E.T.A. Hoffmann, cuyo relato más célebre, dentro del romanticismo negro o terror gótico, es 'El hombre de arena'.

Las líneas no solo tratan sobre las pesadillas atribuidas al personaje -una especie de Freddy Kruegger del siglo XIX-, sino que se introduce una plegaria infantil, tradicional es en países angloparlantes, y hay una referencia a Peter Pan en la línea "toma mi mano, nos vamos a la Tierra del Nunca Nunca Jamás". La Tierra del Nunca Jamás es, según la escritura de James M. Barrie, un lugar de ensueño. Un 'nunca' adicional en el nombre de esta ubicación convierte al sitio en un paraje mucho menos placentero.

Lo cierto es que pese a la constancia de temáticas oscuras, el tipo de versos de estas obras hablan de escritores con un bagaje de lecturas e intuición poética.

"Tan cerca, no importa cuán lejos / no podría ser mucho más desde el corazón / por siempre confiando en quienes somos / y nada más importa". Nothing Else Matters

"La decadencia ardiente / se roba su aliento / millones de años nuestros / desaparecen en minutos". Blackened

"La sangre nueva se une a la Tierra / y rápidamente es reducida / con dolor de constante deshonra / el joven niño aprende sus reglas". The Unforgiven

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)