4 de January de 2014 00:01

Metallica para 'dummies'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

De repente, con el anuncio de su llegada, Quito se volvió curioso por Metallica. Pese a que los conocedores de la discografía del grupo desde 'Kill 'em All' (1983) hasta 'Death Magnetic' (2008) se quejen, en el concierto del 18 de marzo abundarán los que no pasan más allá de gustar de los sencillos que sonaron en los 90; por ejemplo Enter Sandman, Until It Sleeps o Fuel.

Sin embargo, si el show llega a llevar 50 000 personas será por los últimos más que por los primeros. Por eso, vale la pena que tanto los 'noveleros' como quienes tienen en su círculo a fanáticos acérrimos del grupo, conozcan hechos claves que les pondrán un paso adelante al enfrentar el verbo y la sapiencia de los 'expertos'.

Raíces

El rock pesado se modeló 'protozoariamente' en los 60 con el blues convertido en psicodelia. Sin embargo, el arquitecto del género con los parámetros actuales fue el guitarrista Tony Iommi, con el grupo británico Black Sabbath en los 70. La corriente se desarrolló a finales de esa década con la "nueva ola del heavy metal británico'. Así, grupos de esta escena como Judas Priest, Diamond Head, Blitzkrieg o Mötorhead cruzaron el Atlántico de forma subterránea (intercambio de cintas o migrantes iniciados, como el danés Lars Ulrich, futuro baterista de Metallica).

Género

Los músicos estadounidenses le dieron un toque más rápido al metal europeo, influenciados por el punk (especialmente en Nueva York y San Francisco). Así nació el thrash metal -que nunca debe ser escrito 'trash', pues así significa basura en inglés-. En los 80, se destacaron junto a Metallica grupos como Exodus, Slayer, Anthrax o Megadeth. Los tres últimos junto con Metallica son conocidos desde entonces como 'Big Four' o los cuatro grandes del género. Cabe decir que a la par, Alemania se ­destacó en el género con su propio 'Big Four': Kreator, Sodom, Destruction y Tankard.

El ángel caído

Es inevitable hablar de Dave Mustaine si el tema es Metallica. Él fue parte de la alineación original como guitarrista líder y coescribió buena parte de los temas que salieron en 'Kill 'em All'. Sin embargo, fue despedido del grupo antes de grabarlos. La razón oficial: problemas con el alcohol. Aunque fue reemplazado por Kirk Hammet, Mustaine no desmayó y creó Megadeth en 1983. Pese al éxito de su banda, el pelirrojo ha hecho público su malestar por haber sido expulsado y ha declarado que no fue el alcoholismo el detonante de su salida, sino una pelea física con Hetfield, después de que este pateara a su perro.

El prodigio

Es muy extraño que un bajista se destaque en un género eminentemente guitarrístico como el thrash. Cliff Burton era la excepción. Desde su vinculación a Metallica en 1982, su distintivo estilo fue la marca específica del grupo en los discos que contribuyó compositivamente: 'Ride the Lightning' (1984) y 'Master of Puppets' (1986). Su virtuosismo queda en evidencia en temas como For Whom the Bell Tolls y Orion, en donde sus solos se roban la atención de las guitarras. En la recta ­europea de la gira mundial de 1986, Burton murió aplastado por el bus de la banda tras un accidente de tránsito en Suecia.

Los 'Führers'

Desde el inicio la dupla Hetfield (guitarra/voz) - Ulrich (batería) manejó la banda con dosis dictatoriales. Ambos impusieron un sistema en donde solo se hacían las cosas a su forma. Por eso, el primer bajista de la banda, Ron McGov­ney, no toleró el ambiente controlador y renunció en 1982. Poco antes lo había hecho el guitarrista Lloyd Grant y por la misma razón solo duró meses. Así también, Jason Newsted -el reemplazo de Burton- dejó el grupo tras 15 años de estancia, debido a que Hetfield le prohibió colaborar en otras bandas. Hoy, los gerentes dan algo más de participación a los demás, pero el control se mantiene.

Placas
Se puede comprender la historia musical de Metallica con tres discos. El no entendido puede empezar con el más vendido del grupo ('Metallica', 1991, 16 millones). El mismo los ubicó en la cultura pop con un metal de producción refinada; tendencia que se profundizaría en el resto de la década hasta coquetear con lo alternativo. Si se va hacia atrás, hay que oír 'Master of Puppets': placa clave de la etapa clásica, destacada por su combinación de rapidez cruda y sensibilidad melódica; marca del grupo en los 80. En el nuevo milenio es clave 'Death Magnetic' (2008), un reencuentro con la fuerza de antaño aunque menos inspirada. Aquí colabora por primera vez el bajista Robert Trujillo y se quita el mal sabor de boca que dejó la pobre producción de 'St. Anger' (2003).

Integrantes

  • James Hetfield

El guitarrista y vocalista  es el principal compositor de la banda. Es quien concibió el logo que acompaña al grupo desde 1983. Ha acuñado solos de guitarra como los de Orion o el de Nothing Else Matters.

  • Kirk Hammet

El guitarrista fue alumno del virtuoso Joe Satriani y antes de ingresar a Metallica -en reemplazo de Dave Mustaine- estuvo en el grupo de thrash metal Exodus.

  • Lars Ulrich

Dejó una carrera en el tenis profesional por su pasión por la música. Su estilo de tocar batería no está entre los más virtuosos en el metal. A él se le debe la firma marchística de temas como For Whom the Bell Tolls o One.

  • Robert Trujillo

El actual bajista SEnS tuvo su primera colaboración compositiva en el último disco ('Death Magnetic'). Antes estuvo en Suicidal Tendencies y en la banda de Ozzy Osbourne. Su principal marca es el baile del cangrejo.

  • Cliff Burton

El desaparecido compañero supo enseñar teoría de la música a sus colegas. El bajista era el único que sabía escribir y leer partituras debido a su formación.

  • Dave Mustaine

El guitarrista alega que él no era el único que abusaba de la botella durante su estancia en el grupo. Sus problemas con las drogas continuaron en Megadeth.

  • Jason Newsted

El bajista ha afirmado que siempre se sintió como el 'nuevo'. El disco 'And Justice For All' carece de líneas de bajo, pese a que sí fueron grabadas por él.

Discos claves

  • El más vendido. 'Metallica' significó el mayor éxito comercial del grupo. Le valió su primer Grammy.
  • El añorado. 'Ride the Lightning' auguraba cosas grandes con temas que siguen tocando en vivo.
  • El odiado. Hay un consenso al considerar la producción de 'St. Anger' como la peor de su carrera.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)