25 de April de 2014 00:04

Jared Leto: 'La intensidad mueve mis elecciones'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2

Jared Leto está en la línea. Su voz -la misma que se escuchará el próximo 4 de mayo en el Ágora de la CCE, en el show de 30 Seconds to Mars- transmite frescura a través del auricular. Su tono, actitud y disposición proyectan la imagen del actor y músico sentado y relajado, sorteando la serie de entrevistas que ha acordado su producción con la prensa internacional.   

Pero Leto no solo está al teléfono... está de gira, acaba de ganar un Oscar por 'Dallas Buyers Club', el sonido de su banda se está desarrollando y, por si fuera poco, estuvo en el 'selfie' más exitoso de la historia. De frente a este momento enorme en su vida, "la cosa más absolutamente increíble", Jared Leto agradece a todos quienes han creído en él.

"Me siento grandioso", dice, antes de bromear al sugerir que se podría estar conversando con Jared Leto o con Bartholomew Cubbins. Con ese seudónimo firmó la dirección del documental 'Artifact', un audiovisual que resultó de la lucha que mantuvo la banda contra Virgin Records por un tema de derechos de autor. "La batalla contra la compañía nos cambió mucho, porque fue una lucha contra la corrupción", comenta sobre esa historia trascendental para ellos.  

Cine y música -imagen y sonido- son dos áreas que empatan en la propuesta de 30 Seconds to Mars. Más allá de la faceta de Jared como actor y del documental está el hecho de que la banda se encarga de sus videos y de que musicalidad y visualidad sean parte del concepto del grupo. La banda está formada por Jared, su hermano Shannon -"trabajar en familia es maravilloso, no me imaginaría sin ellos"- y Tomo Milicevic.    

Lo visual también se explica en la cantidad de símbolos y de iconografía que maneja este grupo de rock alternativo, neoprogresivo, screamo, posgrunge y tantas otras líneas sonoras. Triángulos, líneas, círculos, grafías referentes a lo ancestral y lo espacial forman parte del imaginario de 30 Seconds to Mars. Más que la fundación de un nuevo culto o mitología, los signos son importantes para Jared como componente artístico y visual de la banda.

Sobre su actividad en las artes, que engloba su labor como músico, actor, director de videoclips y productor, Leto considera que la creatividad es parte de quién eres, es hacer algo desde la nada, cómo encontrar soluciones a los problemas. A ello se suma que Jared siguió Arte, aunque luego abandonó sus estudios, lo cual es un motivante en cada uno de los proyectos que emprende.

Pero si de motivaciones se trata, es la intensidad lo que mueve las elecciones que Leto toma respecto de sus exploraciones musicales y, "definitivamente", para los papeles cinematográficos que interpreta. Fue así como llegó a sus roles en 'La delgada línea roja', 'El club de la pelea', 'American Psy­cho', 'Réquiem por un sueño', 'La habitación del pánico', 'Alejandro Magno' y a su detallada caracterización de Rayon en 'Dallas Buyers Club'.

Por la intensidad también escogió Ecuador como la primera parada de su gira latinoamericana. Tras recorrer el planeta con sus conciertos llega a la mitad del mundo, un centro -dice- de energía universal, un lugar muy especial donde le encantaría visitar algunos lugares. "Sabemos que es un país hermoso, con gente apasionada y entregada a proteger su ambiente natural. ¡Estoy muy ansioso de verlos en persona!". 

Lo de la preocupación por el ambiente está en relación con su campaña por la preservación del Yasuní. "El futuro está en tus manos", decía Jared Leto en el video promovido por Amazon Watch y Yasunidos, luego instaba a firmar y a apoyar a la Amazonía. "La gente está muy apasionada por defender el más grande recurso del planeta. Sentí esa pasión y traté de ayudar desde cada vía que tenía, para poner al mundo al tanto del tema y su problema".

El activismo es frecuente en el cantante y bajista; no solo el ambiental, sino también el político y social. En los Premios Oscar se pronunció por los pueblos de Venezuela y de Ucrania. Para él se trata de ser parte de la solución, de tener plataformas donde se pueda encender una luz y apoyar las causas. Causas de las que hablará también en el show en Quito y para el que promete tocar un poco de toda su discografía y llegar con Artemis y Pythagoras, nombres con los que bautizó a sus instrumentos.

Su más reciente placa se titula 'Love Lust Faith + Dreams' (Amor Lujuria Fe + Sueños). Para Leto son los cuatro aspectos que importan en la vida, cosas esenciales y que cada individuo debe intentar experimentarlas. Sobre el sonido del disco dice que "viene de los instintos, de las agallas, de la curiosidad y la intuición". Con eso llegará 30 Seconds to Mars o 'la banda de Jared Leto', un apelativo que ya no molesta a Jared. "No tengo problema con quien soy y no me importa", dice antes de un castizo "Adiós".

No olvide

  • El concierto de 30 Seconds to Mars será el domingo 4 de mayo, a las 20:30, en el Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.
  • Antes de la banda estadounidense se presentará la agrupación nacional Prime Ministers.
  • Las entradas aún están disponibles en Ecutickets. Los precios van de USD 65 a USD 135.
  • Leto sobre el Yasuní: "La gente está muy apasionada por defender el más grande recurso del planeta. Sentí esa pasión y traté de ayudar desde cada vía".
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)