12 de May de 2014 15:42

Gisele Bündchen: '¿Pueden creer que llevo veinte años de carrera?'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La supermodelo brasileña habló respecto a su trayectoria, la importancia del autoconocimiento en las mujeres jóvenes, el cuidado del medio ambiente y mostrar por qué sigue siendo una de las referencias más importantes de la moda en la actualidad.
 
“En esa foto ella es más cool”, “mira la luz y cómo se proyecta”, “ojo con el maquillaje”, “hagamos otra toma”. Esas son frases que uno espera de un director o un fotógrafo, no de una modelo. Pero cuando la modelo en cuestión es Gisele Bündchen, quien está a cargo es ella. Con casi veinte años de profesión, la oriunda de Río Grande del Sur es uno de los rostros más cotizados de hoy, y ella hace valer cada centavo invertido.
 
A diferencia de Kate Moss o de las modelos rusas, se nota que Gisele es brasileña, por su constante sonrisa. Pero también es extremadamente profesional. Habla en español e inglés, saltando de un idioma a otro.

Tiene curvas y una silueta perfecta y unas piernas interminables que se acentúan con el vestido negro que luce en la sesión de fotografías que se realiza en el estudio Red Sky de Boston. Contratada para ser la nueva figura de Falabella, fue bautizada como 'El cuerpo' por Alexander McQueen, quien murió en 2010.

Ella opina de todo y pelea para seleccionar la mejor foto. “A mí me gusta el proceso creativo. Una foto es una colaboración de varias personas donde todos vemos juntos cómo hacerlo mejor”, dice Gisele mientras mueve su pelo, que varía entre el rubio ceniza y el castaño claro y que quizás sea la cabellera más fotografiada de la historia.

Tras hacerse conocida en 1997 en las pasarelas londinenses, Gisele ha desfilado para Marc Jacobs, Michael Kors, Dolce & Gabbana, Christian Dior y Valentino.

Fue uno de los primeros “ángeles” de Victoria’s Secret, pedestal del cual se bajó por voluntad propia en 2007; ha aparecido en más de 600 portadas de revistas, lo cual la vuelve la segunda persona con más primeras páginas, tras la princesa Diana de Gales; ha sido elegida entre las mujeres más bellas del mundo en numerosas publicaciones.

Ha aparecido en películas como 'El diablo se viste a la moda'; es embajadora de buena voluntad para el Programa Medioambiental de Naciones Unidas, y de acuerdo a la revista Forbes, posee una fortuna de USD 300 millones, lo que la transforma en una de las mujeres más ricas y poderosas del mundo.

Dicha cifra le originó una pequeña molestia con el organismo de impuestos internos norteamericano, ya que ella ha dicho que esa cantidad no representa su realidad.

Todos estos títulos y logros harían que cualquier persona perdiera el foco, pero ella pareciera mantener los pies en la tierra.

Poder para mí no es dinero, poder es autoconocimiento. Es abrir la conciencia. Eso me hace sentir empoderada”, señala Bündchen, quien cumplirá 34 años en julio y que está tan acostumbrada a caminar con tacos, que incluso anda en puntillas cuando está descalza.

Casada con la estrella de fútbol americano Tom Brady desde 2009 y madre de dos niños, Benjamin y Vivian Lake, Gisele divide su día entre su familia y su carrera, la cual sigue con fuerza a una edad en que muchas modelos están ya jubiladas. Para ella, balancear todo es una suerte de constante baile donde debe estar siempre reacomodándose.

Una cosa que me ha ayudado mucho es que soy muy organizada, así que usualmente me despierto tipo cinco o cinco y media de la mañana para poder meditar y hacer mis cosas antes de que los niños se despierten. Así, cuando ellos lo hacen me siento lista para ellos”, cuenta en su camerino, donde descansa tras la sesión de fotografías. Con su pelo todo enmarañado y vistiendo una bata corta, bromea diciendo que “así me puedes ver en mi mejor momento”, mientras ríe.
 
Usted ha trabajando desde hace veinte años, y solo tiene 33. ¿Cómo hace para mantener el foco en su carrera cuando la gran mayoría ya se habría cansado?

¿Pueden creer que llevo veinte años de carrera? ¿Acaso no es impresionante? Cuando comencé en el modelaje pensaba que era una carrera corta, por lo que esperaba dar lo mejor mientras durara, lo cual se ha transformado en dos décadas de trabajo. Es algo que amo y donde sigo pasándolo muy bien. Cada vez que voy a trabajar, siempre hay algo nuevo y excitante, siempre divertido. Ese es el secreto para mantener el foco y para hacerlo entretenido. Además, la gratitud es muy importante, porque cuando tomas las cosas por sentado, pierdes ese momento mágico que es el poder apreciar lo que tienes”.
 
En Chile hay miles de chicas que la siguen como un referente de belleza. ¿Qué consejos les daría para que puedan sacar a flote su estilo propio?
 Yo siempre he creído en la importancia del autoconocimiento. Estoy en un negocio donde la gente es muy prejuiciosa y donde puedes pasar de ser un día la persona más bella del universo a ser la más horrible según los cánones de belleza imperantes. Si me hubiesen importado esas opiniones de otras personas, quizás qué habría pasado conmigo; entonces, lo que puedo decirles a esas chicas es que se conozcan a sí mismas. Todo lo que piense el resto sobre ellas no importa. Lo relevante es lo que piensan de sí mismas, a la vez que importa si tienen integridad, si tratan de dar lo mejor. Si tienen eso, lo tienen todo, ya que así son libres”.
 
El Mercurio se encuentra en una campaña contra el uso del photoshop en sus producciones de moda. ¿Cuál es su opinión sobre el exceso de retoques digitales en las modelos?
Para mí lo más importante es estar saludable, así que al estarlo, eso se muestra en el cuerpo y se siente bien. El uso de photoshop y los retoques siempre ha estado en este negocio. No es algo que sea actual; antes del uso de los computadores, las fotografías se pintaban. Lo importante es mantenerse sano y mostrar realmente quién es uno.
 
Usted, además, es una gran defensora del medio ambiente. ¿Cuáles son sus mayores preocupaciones en este ámbito en la actualidad?
Actualmente, en el mundo no hay suficientes recursos naturales para todos los habitantes del planeta. Hay cosas como sociedad que debemos cambiar. Por ejemplo, el 40 por ciento de la comida se pierde. Eso es una locura si pensamos en cuánta agua y recursos se necesitan para producir esa comida, siendo que la mayor parte de la población no tiene agua potable para beber. Todo esto requiere de una educación especial para entender qué debemos comer, qué debemos reciclar y qué no podemos botar.
 
¿Cómo lleva su preocupación sobre al medioambiente y de qué forma les enseña a sus hijos a ser cuidadosos?
Yo crecí en el campo en el sur de Brasil, así que muchas de las cosas que hago hoy en día son muy naturales para mí. Mi abuela era una campesina, por lo que cuando nos despertábamos, íbamos a recoger los huevos que ponían las gallinas, y todas las sobras de la comida se hacían compost para abonar la tierra. Ahora hacemos lo mismo. En nuestra casa tenemos paneles solares, reciclamos el agua, evitamos las bolsas plásticas, usamos filtros para no ocupar botellas plásticas y reducimos la cantidad de basura. Además, en nuestro departamento las sobras se las damos a nuestro perro, ya que si yo como esa comida, ¿por qué mi perro no puede hacerlo? Así aprenden también mis niños con el ejemplo que les damos.
 

¿Cuál es el mayor lujo que se da hoy en día?
Yo creo que tener tiempo es el mayor lujo que me doy. Despertar en las mañanas y tomar mi agua con limón y sentarme a meditar por 20 minutos para respirar y estar conmigo misma es lo mejor. El secreto está en disfrutar lo que uno está haciendo. Si estoy aquí trabajando, estoy contenta; y cuando voy a casa, estoy completamente presente con mis hijos. Así, cada momento es perfecto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)