12 de May de 2014 13:00

George Lucas no dirigirá la nueva pelicula de 'Star Wars'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cuando dentro de unos días comience en Londres el rodaje de "Star Wars: Episode VII", George Lucas no será el encargado de dirigir a Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill.

El creador de la saga deja paso a J.J. Abrams y se reserva un pequeño papel de asesor para esta nueva aventura espacial. Y es que en su faceta de realizador, Lucas, que el miércoles cumple 70 años, está casi retirado.

En 2012, su legendaria productora Lucasfilm vendió el universo "Star Wars" al gigante Disney por unos USD 4 000 millones. Tras dirigir "Star Wars: Episode III: Revenge of the Sith" (2005), a Lucas se le quitaron las ganas de ser él quien llevara la batuta de la saga.

Y no sólo por su edad, sino también por la respuesta negativa de los fans, dijo a The New York Times. No obstante, con seis décadas a sus espaldas el cineasta, guionista y productor no parece pensar en la jubilación. En junio de 2013 se casó con su pareja desde hace tiempo, Mellody Hobson (de 45 años) y en agosto nació su hija Everest con la ayuda de un vientre de alquiler.

Lucas tiene además otros tres hijos adoptivos adultos. Hasta 1983 estuvo casado con Marcia Lucas, ganadora de un Oscar por el montaje de 'Star Wars'. Por otro lado, actualmente está buscando sede para un futuro museo que albergue su colección de arte. Según contó en una entrevista con "The San Francisco Chronicle", en las paredes de su casa ya no le queda sitio para todos los cuadros, dibujos, cómics y arte digital que ha ido acumulando desde su juventud.

Además, tras la venta de 'Star Wars' se ha convertido en un activista que financia sobre todo proyectos relacionados con la educación. En julio, "Star Wars" le valió el máximo galardón artístico estadounidense: la Medalla de las Artes, que le entregó personalmente en la Casa Blanca el presidente Barack Obama por su contribución al cine. Lucas "nos ha transportado a nuevos mundos" con algunas de las películas más queridas de todos los tiempos, decía en su discurso de agradecimiento.

Lo cierto es que George Walton Lucas quería ser piloto de carreras. Como muchos otros adolescentes de la aburrida ciudad californiana de Modesto, a comienzos de los 60 se lanzó a realizar competiciones hasta que un grave accidente le hizo entrar en razón.

Así, dejó de lado el volante, agarró la cámara y se convirtió en el cineasta con más éxito del mundo. Tras estudiar cine en Los Ángeles y aprender de la mano de Francis Ford Coppola, Lucas celebró su primer gran triunfo en la dirección en 1973 con 'American Graffiti'. El tema lo conocía bien: estudiantes que van a todo gas por una ciudad pequeña con autos tuneados.

Y para protagonizar la película fichó a los hasta entonces desconocidos Ron Howard, Richard Dreyfuss y Harrison Ford. La saga futurista "Star Wars" le valió en 1977 su primera nominación al Oscar, fama mundial e ingresos millonarios.

Con un equipo reducido y un garaje de las afueras de Los Ángeles como taller convirtió palos de escoba en sables luminosos y gracias a sus innovadoras ideas de animación nacieron los caballeros del Jedi y naves espaciales. Gracias a sus millonarios ingresos, Lucas pudo alejarse de Hollywood y fundar cerca de San Francisco el imperio de los efectos especiales ILM (Industrial Light & Magic).

No obstante, sus comienzos fueron difíciles, confesó en 2007 durante el Festival de Cine de San Francisco. Pero se habría ido antes a Inglaterra que a Hollywood, añadió. Como guionista y productor, hizo gala una y otra vez de un gran olfato. Sus mayores éxitos los tuvo junto al director Steven Spielberg en la saga que comenzó con "Indiana Jones - Raiders of the Lost Ark" y sus secuelas en 1984, 1989 y 2008, protagonizadas por Harrison Ford.

Lucas se situaba el pasado mes de marzo por delante de su amigo Spielberg en la lista Forbes de los más ricos de Hollywood, que le atribuye un patrimonio de 4.900 millones de dólares. Sin embargo, Spielberg le ganó la batalla de los Oscar: pese a sus cuatro nominaciones, la Academia sólo le ha entregado el premio Irving Thalberg a toda su trayectoria, pero nunca le concedió el "auténtico" hombrecillo dorado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)