10 de April de 2014 00:03

Los filmes nacionales suenan a rock local

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Veintimilla Redactora 

Se encienden las luces, suena la música y los artistas salen a escena. La energía que transmiten los conciertos y las emociones que nacen con la música son situaciones que varios directores de cine del país han querido retratar en sus películas. Con el detalle extra de que han utilizado bandas ecuatorianas para la composición de sus escenas musicales y por ende del ‘soundtrack’ de sus filmes.

En la película ‘Sin otoño sin primavera’ la banda de punk-rock Vírgenes Violadoras toca su sencillo Ziego en una escena de fiesta cuando el personaje de Sofía descubre quién es en realidad su novio.

El director de la cinta, Iván Mora, conocía a la banda mucho tiempo antes de rodar la película. Al momento de elegir a los músicos que tocarían en el set consideró que el sencillo Ziego, de Vírgenes Violadoras, tenía la energía necesaria para hacerlo. Para Mora, el tema tiene fuerza sin llegar a ser demasiado agresivo. Lo que dejaba la carga dramática en la narrativa, “me servía como contrapunto”, dice el director.

Pareciera que los filmes más recientes están dirigidos a un público que consume música nacional y contemporánea. El filme ‘Saudade’, del director Juan Carlos Donoso, por ejemplo, inicia con una versión del músico Mauro Samaniego del tema Casi Siempre, original de la banda quiteña Can Can.

Otras películas se acercan a la música desde un lado de construcción narrativa y de personajes. Así sucedió con Los Propios, una banda que nació en el guión de la película ‘Mejor no hablar de ciertas cosas’.

Para el director de la cinta, Javier Andrade, el ‘soundtrack’ se compone con la escritura del guión y en este caso en particular era una necesidad del personaje Luis –interpretado por Víctor Aráuz-  el tener una banda. El actor no iba a tenerla necesariamente, por tanto, esta debía ser ficticia.

Andrade explica que la agrupación se volvió una manifestación de lo que estaba escrito y eso le dio un carácter orgánico y realista al personaje.  Después del rodaje, la banda siguió su camino musical y ha continuado presentándose en Portoviejo y Guayaquil.

Para Samaniego, es interesante esta interacción entre músicos y cineastas pues son círculos muy cercanos que se aportan desde distintas áreas. Su banda, Da Pawn, fue invitada a tocar la canción Dibujo por hoy, en una escena de la película ‘UIO’, de Micaela Rueda.

Además de apoyar al filme, vieron una oportunidad para darse a conocer con audiencias que generalmente no van a los lugares donde ellos acostumbran tocar. 

Daniel Pasquel con su banda Marley Muerto también aparecerá en la cinta de Rueda. Con el tema Dorado Salmón Violeta, Pasquel se dio cuenta de que la canción se redimensiona y toma las connotaciones del guión al presentarse en la pantalla.

Si bien los músicos generalmente aparecen en los videoclips de sus temas, la experiencia de un rodaje de ficción para cine ha sido distinta. Puesto que, en ocasiones, la energía que se introduce en un tema toca replicar varias veces o cortar y volver a empezar hasta que la toma quede perfecta.

Rueda cuenta que en el rodaje de ‘UIO’ era importante que la música de los conciertos se grabara en directo –en lugar de hacer ‘playback’- porque así se puede obtener un  registro fiel. En su guión buscaba crear atmósferas y ambientes sonoros que no se pueden encontrar en otros espacios.

Para Rueda, en un estudio todo puede estar masterizado pero realmente construir la atmósfera de un concierto puede ser complicado. Grabando el sonido directo lograron obtener risas, gente hablando, tintineo de botellas y todo esto envuelto por la música.

Andrade también trabajó con música grabada en directo, para fijar el tono realista que mantiene la película. Pero también contó con bandas locales como Biorn Borg y el Retorno de Exxon Valdez para darle vida al ‘soundtrack’, sin necesidad de que estas aparezcan en escena.

La música, ya sea con bandas que están dentro del guión o fuera de él, evoca imágenes en la mente. Son recuerdos de la trama o la intensidad de un filme, son los acordes los que regresan de nuevo en estos momentos. Acordes que últimamente corresponden a creaciones de bandas ecuatorianas.

  • En contexto 

La escena musical independiente en el Ecuador contribuye con la producción cinematográfica actual. La música de Can Can, Da Pawn, Guardarraya, Biorn Borg, el Retorno de Exxon Valdez, Tanque, entre otros, suena en el cine local.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)