22 de February de 2014 00:03

Los festivales hacen del cine un viaje

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

La industria cinematográfica se pasea el año entero por la alfombra roja de varias ciudades en el mundo. Son ciudades cinéfilas que crecen junto a sus festivales. Tal ha sido el caso del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici). El cual mantiene proyecciones a lo largo de la ciudad para el disfrute de propios y extraños.

Según Estefanía Arregui, encargada de promoción internacional del CNCine, este es uno de los más importantes en el mercado latinoamericano y una prioridad para el cine ecuatoriano. El festival se ha posicionado como una plataforma para mostrar filmes innovadores y arriesgados, fuera del circuito comercial y por tanto es un medio esencial para la promoción del cine independiente.

Dentro del circuito de festivales -como en el mundo del modelaje- existe una clasificación que denota la categoría del mismo. En la categoría AAA están festivales como Cannes o Berlín. El primero es el festival por excelencia, su atracción de personalidades del espectáculo y la apertura tanto para cine independiente como comercial lo catalogan como uno de los festivales más prestigiosos de la industria.

Por su parte, el Festival Internacional de Cine de Berlín es uno de los favoritos del circuito europeo. Aquí se proyectan cerca de 400 filmes y se caracteriza por tener categorías temáticas que permiten una amplia participación internacional -entre las que se encuentran cine Glbti, audiencias jóvenes y distintas miradas internacionales-.

De entre los festivales radicados en Europa, el Festival Internacional de Cine de Venecia es uno de los más antiguos, que ha sido reconocido por ser escenario para proyecciones de películas de bajo presupuesto ya que -a diferencia de Cannes- los cineastas poco afamados perciben mayores oportunidades de visibilidad en Venecia.

No se queda atrás San Sebastián, festival que se posiciona como un vínculo para el cine iberoamericano. Además del cine, el festival refleja innovación por su entereza en mostrar las tendencias mundiales en diseño gráfico.   

En América, es en Canadá donde Hollywood ha sentado bases para el crecimiento de su industria, de allí se desprende el Toronto International Film Festival que ha crecido tanto que obliga a las películas pequeñas a crear campañas publicitarias intensas para hacerse notar. En Nueva York, en cambio, se fortalecen festivales que hacen honor a la ciudad como Tribeca Film Festival, el cual se precia por elevar el espíritu neoyorquino al tener como preferencia los filmes realizados en la ciudad.

Latinoamérica es tierra fértil para el cine y ciudades como Cartagena, Guadalajara y La Habana han seguido el paso, enfocándose en la difusión y distribución de cine independiente iberoamericano.

Así como estas, miles de ciudades se infestan de gente con el bichito del arte visual, y se vuelven de a poco musas que inspiran a ver y hacer cine.

LOS FESTIVALES

  • Berlinale. De los premios otorgados el Oso dorado es la máxima estatuilla a un filme en competencia.
  • Cartagena de Indias entrega anualmente la estatuilla India Catalina a lo mejor del cine Iberoamericano.
  • Sundance. Uno de los galardones más importantes en EE.UU. que entrega el 'US Grand Jury' en Utah.
  • Bafici. El búho con el que premian parte de un cortometraje del 2010 en que el animal mira a la cámara fijamente.
  • Cannes. El mayor reconocimiento que se da a la mejor película en competencia otorgándole la Palma de Oro.
  • Guadalajara. El premio Mayahuel de Plata se da a una figura del cine mexicano y el de bronce lo dan los críticos.
  • San Sebastian. Entrega una Concha de oro y el premio honorario Donostia a la trayectoria de un artista.
  • Habana. El Habana Star Prize se empezó a dar en el 2010 a las categorías de Mejor Película, Director y Guión. 

NO OLVIDE 

Asia El continente asiático tiene una floreciente industria cinematográfica que se presenta en festivales como el Hong Kong International Film Festival.

Presupuestos. La construcción de estos eventos implica una gestión de búsqueda de financiamiento, pues el festival puede llegar a costar 20 millones de euros (USD 27 millones apróximadamente) como es el caso del festival de Cannes.

Ecuador apunta a los festivales con los que tiene más cercanía regional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)