28 de February de 2014 00:02

Un festival de tradición chilena que ha dejado de innovarse

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Han pasado ya seis noches del Festival Viña del Mar 2014 y las voces de grandes artistas de la música han dejado sus espectáculos en el escenario de la Quinta Vergara. En el cartel de este año se incluyó a Ricky Martin -que se llevó todos los premios en la primera noche-, Laura Pausini, Carlos Vives, Ana Gabriel, el retorno de La Ley y Rod Stewart.

De no ser por Gepe -representante del indie- la música del festival se hubiera encasillado en el rock, la balada romántica y el vallenato, todos con tintes pop en sus melodías.

El regreso a la música de Carlos Vives hacía meritoria su presentación en Viña, para consagrarse con el público chileno, a quien hizo disfrutar tanto de sus temas nuevos -entonando Quiero casarme conmigo- y del recorrido antiguo con temas que son himno en su carrera, como La gota fría.

Pero algunas presentaciones, como la de Laura Pausini -que mantuvo un show recatado-, hacen decaer al cartel, denotando la poca búsqueda de innovación y versatilidad musical, donde la organización se apega a los 'hits' del pasado, para llenar las butacas. La misma Pausini reconoció que los temas que tocaba catapultaron su carrera en los 90, sin brindar al público ningún sencillo nuevo que la trajera de vuelta a las estaciones de radio.

De igual forma, Ana Gabriel se vistió de gala para una noche de recuento de sus temas más conocidos, aquellos que se corean en los karaokes a viva voz, sin esforzarse más allá de hacer una reinterpretación del tema Gracias a la vida, de la chilena Violeta Parra.

Ambas artistas recibieron los premios de antorchas y gaviotas asignadas por el público. Dejando claro que renovarse no es un requisito para obtener un espacio privilegiado en el festival chileno.

En la tercera noche, el 'monstruo' tuvo su primera víctima de pifias y abucheos, dirigidas hacia el comediante Ruddy Reyes. El humorista no supo transmitir su set de imitaciones musicales a un público acostumbrado a las bromas repetitivas y burdas. Siguiendo esta línea, los comediantes están más seguros y ese fue el caso de Los Locos del Humor, quienes recibieron hasta gaviotas por un show predecible.

Los presentadores han sido siempre blanco fácil para la crítica del festival, así lo comprobó Ricardo Montaner en el 2008, cuando los chilenos se opusieron a tener un animador que no fuese local, aun así la decisión se mantuvo firme. Pero este año Rafael Araneda y Carolina de Moras han demostrado que el 'vicio' que es Viña -como lo ha dicho Araneda en varias ocasiones- les permite mantener el control de un escenario que podría comerlos.

Sucede que el 'monstruo' ha ido perdiendo la exigencia de otras ediciones, pues hoy en día aceptan que un artista -que no tiene el nivel, ni el repertorio de un concierto completo- se sume al cartel de Viña. Así ocurrió la noche del miércoles con las interpretaciones del dueto reggaetonero Yandar y Yostin, que llegó desde Colombia con un solo 'hit' conocido: Te pintaron pajaritos en el aire. El sencillo lo repitieron en tres ocasiones ante un público escaso, que a pesar de ello les otorgó las antorchas.

La gala continúa esta noche con Tommy Torres y Melendi.

NO OLVIDE

Participación. La representación de Ecuador estuvo a cargo de la ecuatoriana Carmen Grijalva y del chileno José Urbilla. Con Bailando Bomba compitieron en la ­categoría folclórica.

Competencia. El presentador Araneda comentó sobre el bajo puntaje que recibió la pareja (5), su participación no logró llegar a la final, a pesar de haber puesto a bailar a la Quinta Vergara.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)