8 de August de 2010 00:00

Los Conquistadores y la fama del conejito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 8
Renata Salazar.

Con dos maletas, una negra y otra ploma, los integrantes del grupo ambateño Los Conquistadores llegan al parque provincial La Familia, en la parroquia Quisapincha.No se trata de una presentación formal. Aún así llevan todo su menaje como si lo fuera: vestuario, maquillaje, peinilla, gel y más.

En el parque, decenas de niños corren, saltan y ríen a gritos entre los árboles de pera, claudia y manzana. Su curiosidad los lleva a arremolinarse entorno al grupo. Sus padres les siguen.

Franciso Manobanda (vocalista), Franklin Galarza, Huáscar Sisa y Soledad Manobanda caminan despacio hacia la pileta.

Los pequeños abandonan los balones y las áreas de juego para ver a Los Conquistadores. Se escuchan comentarios: “Los conejtos se van a presentar...”, “van a grabar un video'”, “vamos a verlos”, “hay mi conejito no sea tan bandidón”...

Este último estribillo es parte del éxito musical que los llevó a la fama. Ay mi conejito les otorgó reconocimiento nacional y en el exterior a través de los emigrantes en 1998. Su ritmo pegajoso estuvo acompañado por un singular video. En la coreografía, los integrantes bailaban vestidos de blanco con largas orejas y colas grises en los páramos de la parroquia ambateña Chibuleo.

Manobanda no deja nunca su sonrisa. Lleva 24 de sus 38 años involucrado con la música. De chico le gustaba cantar y bailar mientras cumplía sus obligaciones en las chakras (pequeñas parcelas familiares). Según el vocalista, el conejito tiene más de un siglo. La escuchaba y entonaba desde que era un escolar. “Claro que tenía otro ritmo. Pero se lo cambié totalmente y se convirtió en lo que es ahora: un éxito”.

Hay temas que son recopilaciones. Pero este líder les inyecta su propio estilo. Su estilo de vestir es simple: blanco de pies a la cabeza con ligeros y extravagantes toques. Soledad, de 17 años, es su hija. Ella añadió a su ropa un toque de sensualidad. Tras las primeras impresiones, llega el momento de vestirse y empezar la práctica para las fotos. Cerca de la pileta, en un baño, se mudan.

Al salir, sus atavíos sorprenden a todos. Franklin Galarza y Huascar Sisa, ambos de 29 años, decidieron vestirse con trajes brillantes. Soledad, la única fémina de la agrupación, utiliza una blusa pupera y la minifalda.

Galarza está en Los Conquistadores desde el inicio. Este año se graduará de abogado en la Universidad Particular de Loja. A la par, trabaja en la Cooperativa Kulki Wasi. Sisa ingresó hace año y medio. Es estudiante de Marketing en la Universidad Indoamérica. Soledad baila con su padre desde el 2008. En septiembre ingresará al sexto curso del Colegio Montalvo en Ambato.

Desde su fundación, hace 12 años, este grupo ha trabajado con la empresa Productora Independiente de Ambato. El vocalista explica que es una forma de retribuirles la confianza. “Creyeron en nosotros y eso no tiene precio”. Los arreglos musicales van por cuenta de Manosalvas.

Son organizados y la sincronía de sus pasos al bailar demuestra disciplina y entrenamiento. Ejecutan sus propias coreografías. Una diferente para cada canción. Las más famosas, además del conejito, se cuentan Corazón de chancho, Papel de plata, Quien toma más que yo, Yo soy comerciante, La mandarina...

La semana pasada, Los Conquistadores realizaron conciertos en España. Los aplaudieron en Barcelona, Ciudad Real, Valencia, Madrid y Murcia. Esta semana cantarán en Nueva York. Participarán en la celebración del Bicentenario en la Gran Manzana; han perdido la cuenta de las ciudades ecuatorianas y extranjeras que han visitado.

El frío aumenta, pero el baile les ha dado calor. Los artistas se comportan como si estuvieran en un escenario real. Cantan con el mismo ánimo y entrega que en Chibuleo, Ambato o Madrid.

En YouTube son una sensación



 

El video ‘El conejito’ de Los Conquistadores es uno de los más vistos en YouTube. Esta canción tiene dos producciones del mismo tema subidas en el portal.

La primera versión tiene 3 710 676 visitas y la segunda cuenta con 186 353 clics. En el video se muestra a los cantantes vestidos de blanco y usando orejas y colas de conejos.

El segundo video fue subido por un mexicano quien en la descripción de la producción escribió: “Comedia pura señores”. En esta entrega las locaciones son diferentes a la anterior. Los Conquistadores, vestidos como conejos, saltan y saltan en medio del campo y se incluye la actuación de un policía, ya que en la letra se habla de un coronel. A pesar de las críticas, el video es uno de los más vistos entre los artistas nacionales.

Letra de El conejito

  Ay, mi conejito era tan bandido,  ay caramba.     

  Ay, mi conejito era tan bandido, ay  caramba.

   Subiendo a la cama no quiso bajar, ay caramba.

   Subiendo a la cama no quiso bajar, ay caramba.

   A la medianoche llegó sin calzón, ay caramba.

   A la medianoche llegó sin calzón, ay caramba.

  Ay, mi conejito era tan bandido, ay  caramba.

  Ay, mi conejito era tan bandido, ay caramba.

  A mí me decía se va a Guayaquil, ay caramba.

  A mí me decía se va a Guayaquil, ay caramba.

  Robando a la novia de mi coronel, ay  caramba.

  Robando a la novia de mi coronel, ay caramba. 

  Ay, mi conejito era tan bandido, ay caramba.

  Ay, mi conejito era tan bandido, ay  caramba.

  Viudas o solteras sabía enamorar, ay  caramba.

  Viudas o solteras sabía enamorar, ay caramba.

  Coro

  Ay, mi conejito era tan picarón, ay caramba.

  Ay, mi conejito era tan picarón, ay caramba.

  Ay, mi conejito era tan bandido, ay caramba.

  Ay, mi conejito era tan bandido, ay caramba.

  Subiendo a la cama no quiso bajar, ay caramba.

  Subiendo a la cama no quiso  bajar, ay caramba.

  A la medianoche llegó sin calzón, ay caramba.

  A la medianoche llegó sin calzón, ay caramba.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)