20 de March de 2014 17:46

El box en el cine es una batalla personal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Es inevitable pensar en el cine y el box y no mencionar a Rocky corriendo para subir las gradas del Museo de Arte de Filadelfia con la música de Bill Conti en la canción ‘Gonna Fly Now’ de fondo.

Silvestre Stallone adoptó una posición heroica frente a varias generaciones amantes del deporte y la sangre -de un contendiente- derramada. Con 67 años, Stallone vuelve al ring. En esta ocasión junto a Robert de Niro para dar pie a una nueva pelea en ‘Grudge Match’.

En la película interpretan a dos ex boxeadores, ya jubilados, quienes se ven enfrentados a una revancha, 30 años después de su último encuentro. Su época de gloria ya ha pasado y ambos quieren probarse vencedores de un extendido combate. Mientras paralelamente arreglan los disturbios de sus vidas personales.

El box ha servido como narración dentro del cine sacando a la luz personajes que más allá del éxito logrado dentro de la pantalla han servido de inspiración por la lucha interna y física a la que someten sus vidas.

El mismo De Niro interpretó, en 1980, al campeón en la categoría de peso medio: Jake La Motta. Un deportista lleno de ira e intransigencia, cuya furia no solo se encontraba en el cuadrilátero, sino que convirtió su propia vida en una batalla. Con problemas de peso y familiares, alejar a sus más allegados era el camino a seguir. La actuación de De Niro en este filme titulado ‘Toro Salvaje’ le hizo acreedor de un Óscar.

[[OBJECT]]
Toro Salvaje (1980)


Otras leyendas deportivas como ‘Ali’ también han sido llevadas a la pantalla grande. La intervención de Will Smith, en la piel del mítico boxeador Muhammad Ali, retrató una biografía completa. La cinta recorre los primeros días de esfuerzo hasta sus picos más altos; destacando el novedoso estilo de boxeo que desafiaba las reglas del deporte, convirtiéndolo en una leyenda que le permitiría volver incluso después de la controversia y el exilio.

Hasta el boxeador Micky Ward pudo ver su historia en las salas de cine. ‘The Fighter’, protagonizada por Mark Wahlberg traza -junto al box- la relación de los hermanos Ward, y el arduo entrenamiento del deportista hasta llegar a convertirse en profesional en los 80, después de conquistar 14 combates.

Russel Crowe vistió la piel del famoso boxeador neoyorquino James Bradock en ‘Cinderella Man. El hombre que no se dejó tumbar’. El nombre de ‘El hombre cenicienta’ parte de su vida, la cual se asemeja a una historia de cuento de hadas, pues Braddok salió de pelear localmente en la pobreza hasta convertirse en el campeón mundial de boxeo. El filme rescata la contienda por salvar a su familia después de un fracaso.

[[OBJECT]]
Cinderella Man (2005)

Pero los personajes de ficción también atrapan cuando se trata de boxeo. Este deporte lleno de adrenalina, para quienes se encuentran dentro y fuera del cuadrilátero, llena cada año los anfiteatros.

En el 2004 fue Hillary Swank quien, como Maggie Fitzgerlad, cuestionaba -más que el boxeo- el sacrificio del deportista y el apoyo necesario para llegar a ser vencedores. Junto a ella Clint Eastwood cubrió el papel de Frankie Dunn, su entrenador e inspiración para mantenerse en pie.

[[OBJECT]]
Million dollar baby (2004)

Otros filmes de boxeo repiten la historia de llegar a la cima con el coraje, ambición y constante deseo de salir adelante utilizando los medios y conocimientos deportivos que se tienen. Todas resaltan al boxeador como una metáfora de los golpes que da la vida y la necesidad de sobrellevarlos para alzar los brazos en posición de victoria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)