11 de February de 2014 16:06

Los actores y el peso, una inquietante mezcla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El actor Matthew McConaughey perdió 26 kilos en cuatro meses para poder interpretar a un enfermo de sida en la cinta ‘Dallas Buyers Club’, que empezó a rodarse a mediados de 2012. Este hecho reactivó las alarmas en la opinión pública sobre las fluctuaciones de peso, una práctica común en la industria del cine. Más aún cuando lució un aspecto normal en la cinta ‘The Paperboy’ (2012).

Las exigencias del guión demandaron un esfuerzo para el elenco. Matthew McConaughey mostró una extrema delgadez en el set de filmación y la prensa estadounidense señaló que llevó su dieta demasiado lejos, según una publicación del El Mundo de España en 2012. Por ello, el actor tuvo que ofrecer explicaciones sobre el proceso y afirmó que su alimentación se basó en “pequeñas cantidades de pescado fresco”.

‘Dallas Buyers Club’, nominada a mejor película en los Oscar 2014, representó otro reto para el actor Jared Leto que bajó 14 kilos y se depiló las cejas para encarnar a un transexual -amigo y socio de McConaughey en el filme-.

Sin embargo, este proceso tiene sus consecuencias. Así lo explica la nutricionista Pamela Zurita, quien apunta que, según estudios, “los daños a nivel fisiológico conllevan a un mayor riesgo de muerte”. Esto porque se producen problemas cardiovasculares, alteración del organismo, pérdida de masa muscular y daños al hígado.

Pese a los riesgos, los actores se someten a dietas extremas para conseguir un papel. Inclusive piden asesoría a colegas que han pasado por procesos similares.

McConaughey acudió al experimentado actor Tom Hanks, quien le sugirió ver la película ‘Náufrago’ (2000). En ese filme, Hanks tuvo que perder 20 kilos para rodar la primera parte de la cinta. Antes, en ‘Philadelfia’ (1993) el actor rebajó 12 kilos para dar vida a un enfermo de VIH. Esto suma un total de 32 kilos en un periodo de siete años.

El año pasado, Tom Hanks reveló en el programa de televisión de David Letterman que padece de diabetes. “Ganar y perder peso puede tener algo que ver con esto (la diabetes) porque comes mucha comida basura”, confesó. Aunque también aclaró que tenía predisposición genética. Por ello, no aceptará papeles que le exijan ganar peso.

Christian Bale se ha sometido a tres cambios drásticos en tan solo nueve años. En 2004, perdió 28 kg para la filmación de ‘El maquinista’ y llegó a pesar 55 kilos. Su alimentación se baso en una lata de atún y una manzana al día durante tres meses.

Para el siguiente año (2005), tuvo que ganar, casi de manera maratónica, 25 kilos para interpretar el papel de Batman. A pedido del director Chrsitopher Nolan, Bale aumentó su masa muscular en base a una dura rutina de ejercicios que incluía la halterofilia.

En 2013, en cambio, engordó 18 kg para interpretar a Irving Rosenfeld en la cinta ‘Escándalo americano’ y alcanzó la nominación a mejor actor secundario para los premios Oscar.

Los peligros de las dietas para bajar de peso, que representan un bajo contenido calórico, pueden causar disminución en la energía corporal, mareos, debilidad y dolores de cabeza en la opinión de la experta Pamela Zurita. A pesar de esto, ella atiende un 99% de pacientes que han probado al menos tres dietas extremas para bajar de peso.

EL DATO

La tendencia en el cine hollywoodense se remonta a los años ochenta, cuando Robert de Niro engordó 27 kilos para interpretar el papel del boxeador Jake LaMotta en el filme ‘Toro salvaje’ (1980). Esto le valió el premio de la Academia a de Niro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)