6 de mayo de 2017 00:00

El entrenador estimula al atleta

Las clases personalizadas también se cumplen en  espacios abiertos.

Las clases personalizadas también se cumplen en espacios abiertos. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Paola Gavilanes
Redactora (I)

¡Levántate! ¡Tú puedes! ¡Dame un poco más! Estas son algunas de las frases que Gabriel Pulido utiliza para motivar a sus alumnos durante un entrenamiento.

Su propósito es sencillo: llamar la atención de la gente en un centro de acondicionamiento para reanimar a quienes están punto de rendirse. La recompensa para Pulido es, además de un halago, el incremento de clientes.

Las dosis de energía que inyectan Pulido, Cris Smith, Alberto Arroyo y otros entrenadores locales cautivan y, por esa razón, más personas los contratan para cumplir con una determinada meta: aumentar masa muscular, ganar resistencia física y coordinación.

En esa lista está Estefanía Egred. Tiene 31 años y la mayor parte de esos los ha dedicado al baile. Se inclinó por esa disciplina porque la libera del estrés y divierte, pero tenía pendiente la tonificación. Algo que logró con trabajo focalizado, el uso de peso extra, disciplina y constancia.

Egred se considera disciplinada, pero asegura que depende de esa motivación extra para asistir al gimnasio o cumplir con rutinas de ejercicios. Por esa razón contrató a Alberto Arroyo, un entrenador local que está pendiente de su progreso. Él asegura que ahora está más definida y sus músculos lucen fuertes.

El seguimiento es constante. Las clases personalizadas se cumplen únicamente tres veces a la semana. En esos días, Egred activa los músculos de piernas, brazos, espalda, glúteos, hombros.

Arroyo está pendiente de cada movimiento e, incluso, la ayuda a levantar peso. Según el fisioterapista Luis Rojas, la mayoría de lesiones en el mundo del deporte se producen por la ausencia de técnica y mala asistencia.

De acuerdo con Arroyo, muchas personas abandonan los centros de acondicionamiento o la actividad física por falta de motivación. En ese sentido, el entrenador se convierte en un guía para lograr objetivos.

El resto de la semana, Egred realiza actividad cardiovascular para quemar calorías, también con la asesoría on-line de su entrenador personal. A través de la Internet, el acompañamiento de su entrenador se completa más allá de la compañía cara a cara.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)