18 de March de 2013 09:41

El entorno puede alimentar su insomnio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Algunos factores del mundo moderno conspiran contra el buen dormir. Quien sienta que necesita recuperarlo debe primero identificar y controlar a estos ladrones del sueño, que hoy son responsables de la pérdida de por lo menos el 20% del descanso.

Como no todo insomnio viene de adentro del organismo, hay que revisar el entorno y empezar a eliminar esos factores que lo alimentan. Entre ellos están:

  • Equipos electrónicos e inteligentes.

La computadora, el smartphone y hasta el más simple teléfono celular pueden conspirar contra el buen dormir. El sonido y el resplandor de un mensaje al entrar y hasta la necesidad de revisar constantemente el teléfono despiertan de manera absoluta al cuerpo y la mente.

  • La contaminación del aire

Un estudio reciente de la Universidad de Harvard demostró que la mala calidad del aire que se inhala durante el sueño produce trastornos respiratorios que interrumpen el descanso.

  • Problemas económicos

Las preocupaciones disparan procesos ansiosos que dificultan el sueño. El problema es que para distraerse durante la vigilia, la gente ve televisión o trabaja en la cama. Entonces, el cuerpo y el cerebro se activan.

  • Mala compañía

Si la persona que duerme al lado suyo se mueve demasiado, patea, rechina los dientes o ronca demasiado es hora de ponerle remedio al problema.

  • Una cama caliente

El colchón debe ser fresco. Tracey Marks, autora del libro Master your sleep, sostiene que la temperatura ideal es la de ambiente, no frío, y que el reloj biológico regula la temperatura corporal, al punto que cuando hay calor, le indica al cerebro que es hora de levantarse.

  • Jornadas largas

Sobrecargarse de actividades obliga a las personas a prescindir de horas de descanso. Eso hace que se produzca más cortisol en el cuerpo, relacionado con el insomnio.

  • Letargo

Si no duerme bien, durante el día se sentirá cansado, somnoliento, pesado y sin energía.

  • Ánimo

La irritabilidad y desorientación y la excitabilidad son tres efectos del insomnio.

  • Depresión y ansiedad

Son los trastornos más graves de la falta de sueño; se acompañan de problemas de memoria y dificultades con el entorno. Disminuyen la capacidad laboral de las personas y elevan la propensión a sufrir accidentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)